Observatorio de Violencia y Paz presentó informe de paz

En una rueda de prensa virtual, el Observatorio de Violencia y Paz de Manizales, presentó  a los medios de comunicación el resultado de la situación de Paz en los ámbitos nacional, departamental y municipal, teniendo como principal eje de descripción y análisis, lo relativo al “Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera” suscrito en el año 2016 entre el Estado colombiano y para dicho momento, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, centrándose en los datos producidos por diversas organizaciones nacionales e internacionales encargadas de analizar el proceso de implementación luego de casi cuatro años de firmado.

Dentro de las principales conclusiones presentadas durante el informe se destacan:

  1. Queda claro que el estado de la implementación del Acuerdo de Paz no es el mejor, resaltamos la importancia de avanzar en la implementación integral del mismo; de manera central es perentorio avanzar sobre el punto uno, núcleo central del conflicto y del acuerdo de paz. En la medida que este punto no avance, difícilmente se podrá consolidar el Acuerdo y la Paz estable y duradera.

La reducida presencia del aparato de justicia en el campo colombiano y del Estado en general, aparece como uno de los factores explicativos de los altos niveles de impunidad en la persecución y asesinato actual de liderazgos sociales en el campo. De ahí la responsabilidad directa del Estado en materia de protección y sobretodo garantías sociales y políticas para el ejercicio de la oposición política.

La Justicia Especial para la Paz ha avanzado en el marco de las posibilidades e imposibilidades propias de la coyuntura actual, no obstante, y cómo lo advierten los datos presentados en este boletín, hay una pronunciada disparidad en cuanto a la comparecencia de los actores involucrados en el conflicto, lo cual se convierte en una cortapisa para el alcance real e integral de la justicia transicional y la verdad histórica del conflicto.

Urgen esfuerzos integrales por concretar y aterrizar la implementación normativa del Acuerdo, tanto a nivel nacional, como en los departamentos y municipios. De igual manera es urgente avanzar en procesos de construcción de Paz desde la dimensión social y cultural desde los territorios.

El contenido de Paz incluido en los Planes de Gobierno Departamental y Municipal, deben ser objeto de veeduría y seguimiento por parte de los diferentes actores sociales involucrados. La ejecución de los planes, programas y proyectos contemplados dependerá en gran medida de la participación de éstos.

A pesar de la invisibilidad del conflicto en Manizales y Caldas, se destaca la existencia de organizaciones sociales que incluyen dentro de sus agendas sociales y Observatorio de Violencia y Paz de Manizales 21 políticas el tema de paz y de manera específica la disputa por la implementación del Acuerdo de paz.

BC Noticias

Somos un medio digital de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.