11 de abril de 2021

BC NOTICIAS

Noticias de Manizales, Caldas y Colombia

MinComercio anuncia que relocalización abrirá oportunidades a varios sectores

Foto: cortesía Presidencia de Colombia

La ruptura de las cadenas globales de valor en el mundo por cuenta, en parte, de la guerra comercial que se dio entre 2018 y 2019 y también por la pandemia del coronavirus que ha llevado a los inversionistas a relocalizarse y ubicarse más cerca de los consumidores, abre enormes oportunidades al sector productivo de Colombia.

Sectores colombianos como el de alimentos procesados, petroquímica, oleoquímica, farma, tecnologías de la información y moda, entre otros, tienen posibilidades y oportunidades a través de la relocalización, para aprovechar mucho más y mejor, el acceso preferencial que tiene el país a más de 1.500 millones de consumidores en el mundo por medio de 17 acuerdos comerciales vigentes.

Así lo señaló el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo Abondano, en el panel ‘Postpandemia, nueva globalización y nearshoring: oportunidades para Colombia’, organizado por ProColombia y el CESA, en el marco de la Asamblea del BID que se desarrolla en Barranquilla.

“Los empresarios y los emprendedores del país tienen la enorme oportunidad, el reto y el desafío, que es el que también tenemos como Nación, de aprovechar la ruptura de las cadenas de proveeduría en el mundo. Esto nos abre, a partir de la relocalización de empresas, mercados gigantescos que antes nunca hubiéramos podido imaginar”, dijo el Ministro, especialmente a los jóvenes del CESA.

Según el funcionario, cuando se logra el desarrollo de sectores productivos de alto valor agregado, se abre un potencial enorme para la exportación. Puso el ejemplo de Tecnoglass, una compañía con asiento en Barranquilla que exporta casi el 98% de lo que produce a más de 30 mercados en el mundo, especialmente a Estados Unidos.

“La pandemia ha producido heridas, cicatrices, pero también nos ha dejado oportunidades. Una de ellas es la relocalización con la que podemos crear futuro”, dijo.

Por eso hoy el país cuenta con una estrategia de nearshoring o relocalización para aprovechar la ruptura de las cadenas de proveeduría.

En ese contexto, se trabaja en cuatro aspectos, encaminados a sacar provecho a esas ventajas:
Competencia a las importaciones: se identificaron 5.800 subpartidas arancelarias importadas del mundo, de las cuales el país es capaz de producir 1.100 que elaboran, con un nivel alto o medio de competitividad, 134 compañías. Se llegó a esas empresas para trabajar con ellas y generar competencia, producir y abrir plazas laborales.

Fortalecer la estrategia de cadenas regionales de valor: Colombia tiene hoy un liderazgo importante en la región, a través de la Presidencias Pro Tempore de la Alianza del Pacífico, la Comunidad Andina, Prosur y ahora de la Asamblea del BID. La agenda común entre ellas es la construcción de cadenas regionales de valor.

Digitalización: es el momento de avanzar en esto y en comercio electrónico para lo cual se adelanta un trabajo articulado entre varias entidades del Estado y ya se tiene el Conpes sobre política pública en e-commerce.

Relocalización: es una forma de importar productividad, competitividad y capacidad exportadora.