Escuela y Café gana el premio a la mejor práctica en Desarrollo Sostenible del Pacto Global Colombia de las Naciones Unidas

El proyecto Escuela y Café que se implementa de 6º a 11º en las Instituciones Educativas rurales de Caldas fue elegido como el ganador de la tercera edición del Reconocimiento a las Buenas Prácticas de Desarrollo Sostenible categoría no empresarial del Pacto Global Colombia.

Pacto Global en Colombia representa en el país al Pacto Global de las Naciones Unidas, iniciativa que promueve el compromiso de los sectores privado y público y de la sociedad civil para alinear sus estrategias y operaciones con 10 principios universalmente aceptados en cuatro áreas temáticas: Derechos Humanos, Estándares Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la corrupción.

Su propósito también es contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Escuela y Café hace parte del Proyecto de Educación Rural con Escuela Nueva que se implementa en Caldas desde 1982 en Alianza Público Privada coordinada por el Comité Departamental de Cafeteros.

Fue postulado a estos premios como una práctica que en el marco de los ODS incide en el Objetivo 1 “Fin de la pobreza” al ayudar a que los caficultores incorporen tecnologías y modelos de negocio que ayuden a la productividad y a la rentabilidad, así como en el Objetivo 4 “Educación de Calidad” al brindar conocimientos pertinentes para el contexto lo que ajusta al sistema educativo con la realidad económica de la zona rural.

El proyecto también aporta a los ODS 5 “Igualdad de Género” y 12 “Producción y Consumo Responsables” al propender por la equidad de género y la producción sostenible.

“Nos sentimientos muy orgullosos de este reconocimiento para Escuela y Café. Esta es una de las estrategias pedagógicas con las cuales hemos logrado que la educación rural de Caldas forme a generaciones distintas, con conocimientos y habilidades, capaces de promover el progreso de su familia y de su comunidad”, indicó el Director Ejecutivo del Comité, Marco Tulio Hoyos Duque.

Surgió en 1996 como una innovación pedagógica de Escuela Nueva en Caldas y permite que los niños y las niñas de escuelas públicas rurales adquieran capacidades para la producción y manejo del café del cual dependen económicamente sus familias y es la base de la economía y la cultura de la región.

Los profesores son capacitados para incluir aspectos conceptuales, históricos y técnicos de la producción de café en las diferentes materias. La formación se apoya en proyectos dirigidos (pequeños lotes de café en las escuelas que permiten explicar de manera práctica los aspectos técnicos de la producción) y proyectos supervisados (establecimiento del cultivo en lotes de las fincas de los estudiantes).

De esta manera, Escuela y Café promueve en los estudiantes el desarrollo de las competencias básicas y actitudes emprendedoras y empresariales alrededor de la caficultura con un enfoque de empalme generacional mediante la interacción permanente entre los estudiantes y sus familias donde los aprendizajes en el aula se complementan con los conocimientos adquiridos en la experiencia.

Ha sido determinante para que hoy se cuente con más de 1.000 Jóvenes caficultores emprendedores que encontraron en el café una alternativa para quedarse en el campo y generar desarrollo con el apoyo de la Alianza Público Privada Educación para la Competitividad.

Evaluación de impacto

En 2019 el Centro Regional de Estudios Cafeteros y Empresariales (CRECE) realizó la evaluación de impacto del modelo de educación rural en Caldas, la cual identificó los siguientes resultados:

  • El 59,4% de los jóvenes participa en la administración o ejecución de labores de la finca familiar. Los cambios emprendidos son en su mayoría la introducción de mejores prácticas agrícolas, administrativas y ambientales.
  • Los negocios emprendidos por los egresados han aportado un poco más del 50% de los ingresos totales del hogar, siendo además una fuente importante de empleo familiar. Casi la mitad de estos negocios giran alrededor del café, con una productividad por encima del promedio nacional.
  • Aunque solo el 27,2% planea continuar vinculado con su empresa familiar (posiblemente por el pequeño tamaño de sus fincas), el 71,6% de los egresados planean seguir vinculados con la actividad cafetera en eslabones  más avanzados de la cadena (comercialización, elaboración de productos a base de café, catación, barismo).

BC Noticias

Somos un medio digital de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!