¿Y Chipre para cuándo?

¿Y Chipre para cuándo?

15/05/2022 0 Por BC Noticias

Por Oscar Bayona – Director de BC Noticias

Más de dos décadas me han servido para querer a mi barrio Chipre, ese que he visto transformarse, potenciarse y que clama cambios. Hoy es un referente de gastronomía, turismo y que decora sus cielos con mágicos atardeceres.

Me voy a remontar al año 1997 cuando mi mamá decidió montar su cafetería en cercanías a la iglesia de Chipre, establecimiento que por 23 años trabajó, luchó y puso su toque secreto, para llevarse el título de mujer trabajadora y que influyó sobre muchas personas que le iban a comprar un tinto o una empanada.

Desde los 10 años he visto como mi barrio ha tenido cambios, al punto que la Iglesia Nuestra Señora del Rosario hace parte de la historia de Manizales, templo que hace años brillaba con luces que decoraban el cielo manizaleño, pero con el paso de los días se fue apagando porque lastimosamente los amigos de lo ajeno se robaron dichos elementos que embellecían este ícono.

Estudié en la Escuela Julio Zuluaga que hoy lleva el nombre de mi colegio donde hice el bachillerato (Instituto Chipre), para mi seguirá siendo “La Julio”, el cual ha formado un gran número de profesionales que recorrimos sus aulas. Este centro educativo está a los pies de uno de los puntos más emblemáticos de Chipre… El tanque.

Hoy en mis recuerdos quedan los nombres de mis amigos: Fede, Dani, Deto, Beto Pipe, Mateo, Sebas, Mauro, Santi y otros con los que he crecido y me alegra verlos después de años, donde compartimos partidos de fútbol con canchas hechas con dos piedras y hasta muñecos que despertaron la imaginación.

La Torre Panorámica

El tanque de Chipre, el cual también se ve a lo lejos desde distintos puntos de la ciudad, ha tenido cambios fundamentales, pero hoy es un sitio vacío, lúgubre y hasta lleno de maleza. ¿Por qué? Cada administración municipal tendrá su responsabilidad en lo que se hizo y en lo que no se hizo, pero lo que importa es el presente y el futuro. Este sitio llegó a tener atracciones extremas, restaurantes y cafés, pero hoy solo le queda una vista mágica que conecta la mirada con la majestuosa catedral Basílica de Manizales y su Majestad el Volcán Nevado del Ruiz.

En la actual administración que llegó con ganas de cambio, pero ha fracturado la confianza de los ciudadanos y que muchos esperamos que pasen del render a cortar la cinta, invirtió $229 millones de pesos para recuperar la torre e incluso la cascada que de niños admirábamos al tirar barquitos de papel. Las obras parece que terminaron, y quizás lo único que tiene de color son las sombrillas que están a un costado que nos transporta a destinos turísticos como Guatapé.

Entre vecinos y amigos coincidimos en qué dicho espacio de la torre panorámica de Chipre debe tener una oferta fuerte en gastronomía, turismo y cultura, al punto que jalone recursos para los empresarios locales y se empiece a hablar de otro sitio turístico de Manizales.

Media Torta de Chipre, un centro cultural y deportivo

La media torta de Chipre, el escenario deportivo en el que recibí mi primer 8-0 cuando era un niño cuando jugué en un equipo de micro del barrio que fue apoyado por la tienda del barrio Bombi, ha sido quizás el escenario más olvidado por las administraciones de turno que solo ven en este lugar, un sitio alterno para ubicar artistas en la Feria de Manizales. Aunque se la han hecho inversiones en estructura y gradería, ha faltado voluntad política para asumir un proyecto grande ciudad, que pueda facilitar la práctica del deporte, la puesta en escena de artistas locales, nacionales y hasta internacionales ¿Por qué no? Sería fundamental que aquellos precandidatos a la Alcaldía piensen en esta zona para invertirla como centro cultural y deportivo, y dejar de verlo como escenario para las ferias. Lo digo a futuro porque al alcalde Marín no le he escuchado o leído algo sobre inversiones en dicho punto.

Seguimos el recorrido por la avenida 12 de Octubre, el cual se camina de forma placentera y más si tienes un perro, así lo viví durante 10 años con mi perro White, ya que era nuestro plan diario y en especial los domingos. Recorrer este camino hace parte de nuestra cultura de barrio, porque podrás ver mágicos atardeceres, sentir el abrigo de los árboles con su sombra, deleitar los oídos con los típicos sonidos del barrio y hasta disfrutar de su gastronomía, que va desde una oblea hasta un chuzo o empanada, pero no todo es bueno. He visto denuncias sobre el descuido sobre dos puntos clave. La fuente de agua y el parque para niños que está contiguo al Monumento a Los Colonizadores, este último que también estaba saliendo a flote, pero llegó la pandemia y parece que paró todo.

Colonizadores, un punto de turismo y gastronomía

Llegar hasta Colonizadores es situarse en el punto que hoy tiene en conflicto y disputa a muchos ciudadanos por una reciente decisión judicial que ordena retirar a los trailer que están ubicados a un costado del monumento. Válida la discusión del espacio público que sigue siendo un reto de ciudad en sitios como la Galería, carrera 23 o 22 y hasta Chipre, pero hay que tener algo claro, gracias a estos establecimientos se dinamizó la economía del sector, se potenció el turismo y la gastronomía barrial tuvo otro toque, por eso, enhorabuena por el Concejo de Manizales que sentó a las partes involucradas a pensar en un proyecto que beneficie a los comerciantes, se respete el espacio público, y se tenga en cuenta las afectaciones en materia de empleos, si se van estos puestos. Muchos estamos a la expectativa de lo que ocurrirá, porque es entendible que muchos pidan que paguen impuestos como lo hacen comerciantes que están en locales, y que a su vez se respete el espacio público, pero otros piden que no sean retirados, sino regulados y que no se afecte a sus trabajadores.

Seguimos el camino y llegamos a las canchas de Chipre, un punto que ha sido referente para realizar prácticas de parapentismo y volar aviones de aeromodelismo, otro de los planes que también ha congregado a muchos ciudadanos, pero de un momento a otro, los dejamos de ver sobre los cielos. Una práctica deportiva que debería retomarse y cumpliendo las exigencias de ley.

Hablar de Chipre es hablar de historia, de crecimiento de Manizales, de una deliciosa oblea, de un exquisito chuzo de Caliche, de una arepa de Chocoló de Chavita y la tradicional Teja o Palitos, pero también de un sitio como Las Colinas, que pasó de ser un sitio de rumba, a ser un sitio que aglutina a muchos comerciantes.

Parqueadero público

El mal parqueo reina también en el barrio al punto que los vehículos se parquean a los costados de la avenida 12 de octubre, pero incluso hay establecimientos que se han aprovechado de las vías principales para permitir el parqueo de vehículos en diagonal, olvidando que hace años al frente del supermercado ARA una buseta tuvo fallas mecánicas y se llevó varios vehículos. Es importante el crecimiento comercial, pero más importante que se respeten las vías principales, donde conectan al barrio con Villapilar. También queda como reto para futuros inversionistas, la construcción de un parqueadero que aglutine a todos los visitantes y se facilite el recorrido del barrio y su zona gastronómica y turística… a pie.

El momento de actuar

Sería clave que la Alcaldía centrara su mirada en Chipre, que realicen una intervención que permita recorrerla a pie, que permita disfrutar de un delicioso café y que el parqueo de vehículos llegue a estar en un sitio que perdimos por la construcción de un edificio: Un parqueadero. También clave que las juntas administradoras locales estén más conectadas con sus habitantes, y no solo se les vea en defensa de políticos de turno, porque, aunque allí comienza la carrera política, hay muchos ciudadanos que habitamos el barrio están dispuestos a generar aportes en pro del barrio, pero son apáticos y no son buscados. Dejo claro que desde que la presidenta de la junta era Enith Valencia, no he visto con fuerza esos procesos de cambio en el barrio o que inviten a participar.

Sería importante que la Policía y la Secretaría de Gobierno tuviera en cuenta el reciente informe del diario local, que evidencia que Chipre es uno de los puntos donde más roban, un mal que nos ha afectado por años, pero que merece demasiada atención porque también tenemos problemas de consumo de estupefacientes, atracos en moto y otras modalidades. También queda como reto para los policías del CAI, estar más cercanos del ciudadano, hacer rondas para generarles pedagogía sobre el número del cuadrante que funciona sin necesidad de un teléfono fijo, herramienta que ya está obsoleta.

Me despido pensando que algún día Chipre será algo más que lo que es ahora. Les dejo algunas propuestas de ciudadanos que sueñan algo para Chipre.

“Siempre me he preguntado dos cosas:  Por qué no existe un centro comercial en ese barrio tan privilegiado. Por qué no se construirá en el lote de la esquina entre el CAI y Chuzos Caliche”, Jonier Alejandro Ramirez Zuluaga

“Un centro comercial, un cable vía, una ciclorruta definida (pero no compatida con los autos sino en los andenes, por lo menos de subida), miradores públicos más elaborados, mediatorta más amplia, sendero seguro sobre la ladera, árboles ya tiene muchos, pero podría haber más, zonas de parqueaderos más extensas, quitar los cables del alumbrado público y construirlos subterráneos, avenida renovada y asfaltada…”, Oscar López

“Que por lo menos vuelva a estar limpio, con las calles sin cráteres y con un espacio público usable para todos. Planes comerciales para los lugares abandonados. Con un poco de buen mantenimiento la panorámica hace todo. ¿Qué tal concentrar una oferta de arte, música y en general cultura en vivo allí?”, Juan Pablo Yepes.

“Se debería construir la pista de lanzamiento de los Parapentistas en las canchas de básquet bol, sería un escenario para eventos nacionales e internacionales, a su alrededor se constituiría en un polo de desarrollo Turístico” Diego Franco Molina

“Debería tener una plataforma, como especie de un gran «mirador» cómodo y amplio que permita la concurrencia de muchas personas que quieran divisar los atardeceres…. Y, otra cosa es que en esa franja del bulevar desde la Media Torta hasta Colonizadores, que es bastante amplia, deberían construir muchas zonas de Bahía para parquear vehículos, como los que hay en la zona donde están los remolques, ya que el tráfico y parqueo es uno de los grandes problemas de este sector.” Juan Pablo Corrales.

BC Noticias