Somos una nación defensora de los derechos humanos, pero también exigente con los deberes humanos, afirma el Presidente Duque

“Así como somos una nación defensora de los derechos humanos, también somos una nación exigente de los deberes humanos, porque no puede en una democracia, ningún ciudadano, atropellar los derechos de otros; no puede en una democracia, ningún ciudadano, pretender que la violencia, las agresiones y las vías de hecho son el mecanismo para elevar su voz, su reclamo, y exigencias a los Estados”.

Así lo afirmó este lunes el Presidente Iván Duque Márquez durante el acto de posesión de la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez como Canciller de la República, el cual se efectuó en la Casa de Nariño.

En ese contexto, el Jefe de Estado reiteró que Colombia ha sido un país abierto al escrutinio y al análisis de organismos internacionales en materia de derechos humanos.

“Hoy más que nunca, nosotros reconocemos que, en materia de derechos humanos, en nuestra nación, desde el año de 1996 tiene presencia la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y ha sido siempre un país abierto al escrutinio, al examen y al análisis de todas sus políticas para hacer viable la legalidad”, recalcó.

El Mandatario resaltó que “nuestra política exterior nunca ha sido vergonzante en estas materias, y ha sido siempre proactiva, eficaz, y con una línea de argumentación que nos mantiene con el cuerpo erguido y la frente en alto”.

Con base en esto, aseveró que Colombia ha estado siempre abierta a “hacer su representación eficaz tanto en la Comisión Interamericana (de Derechos Humanos), como en la Corte respectiva, y nos mantendremos siempre en la línea de argumentar nuestra acción del Estado en defensa de los derechos de todos nuestros habitantes”.

Al referirse a la nueva Canciller, el Presidente Duque le pidió llevar “con total hidalguía” el mensaje a los escenarios internacionales de que en Colombia la Fuerza Pública es soporte de la democracia.

“Nosotros hemos tenido -siempre- una cultura donde la Fuerza Pública es un soporte de la democracia y las fronteras del comportamiento de la Fuerza Pública están dictadas por la Constitución y la ley, no por caprichos, no por amaños, no por tentaciones y, mucho menos, por represión”, afirmó.

Por último, el Jefe de Estado manifestó que en el país hay “cero tolerancia” ante cualquier conducta de “un miembro de Fuerza Pública que atente contra la Constitución y la ley, y los principios de los derechos humanos”.

BC Noticias

Noticias de Manizales y Caldas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.