Segunda temporada de lluvias llegará desde mediados de septiembre

El Ideam informó que, de acuerdo con los informes y predicciones dados por los distintos centros internacionales de predicción climática y de análisis propios realizados, el ciclo El Niño/La Niña Oscilación del Sur (ENOS) actualmente está en su fase Neutra; sin embargo, existe una probabilidad del 69 % que la fase asociada a la Niña de este tipo de variabilidad interanual se presente hacia final de 2020 e inicios de 2021.

Con respecto a la predicción de lluvias, para el trimestre (septiembre, octubre, noviembre) del presente año, los modelos nacionales predicen incrementos de lluvias por encima de los registros históricos entre 20 % y 40 % en la Península de la Guajira y centro del litoral caribe. De la misma forma aumentos de lluvia entre 10 % y 20 % son esperados en Magdalena, Atlántico, Cesar, centro de Bolívar, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca y Chocó. Reducciones de lluvia entre 10% y 20 % en el litoral de Cauca y centro de Nariño.

No obstante, los incrementos más altos de precipitación son esperados para el mes de noviembre, ya que los modelos estiman registros de lluvias entre 40 % y 60 % por encima de los promedios históricos en el norte de La Guajira y centro del litoral caribe de los departamentos de Magdalena y Atlántico. Entre 20 % y 40 % en el resto de Magdalena y Atlántico, así como, a lo largo del Cesar. Incrementos de lluvia entre 10 % y 20 % se estiman en Bolívar, Sucre y Córdoba en la región Caribe. Una situación similar se prevé en Norte de Santander, altiplano cundiboyacense, centro-norte de Huila y Quindío sobre la región Andina.

Se han presentado incrementos de nivel en los principales ríos tributarios de la cuenca media y baja del Río Magdalena y Cauca, generando en consecuencia el aumento del caudal en estos dos ríos. A lo largo del mes de septiembre se espera que la tendencia en los niveles sea de ascenso, especialmente en la cuenca media y baja de estos ríos; como consecuencia de la segunda temporada de lluvias en la región Andina, se espera que la respuesta hidrológica de los afluentes esté caracterizada por incrementos súbitos de nivel.

Particular atención se requiere sobre el Río cauca entre Nechí y Guaranda, dado que la concurrencia de caudales altos en los aportes del Río Cauca aguas arriba de este tramo, se deben mantener en permanente seguimiento bajo la situación de los diques a lo largo del Río Cauca, por lo que se recomienda estar atentos a las condiciones de lluvia en la cuenca del Río Nechí, siendo generadores de incrementos súbitos y el comportamiento del Río Cauca en particular en su parte alta y media, también se recomienda el monitoreo del estado de los diques en el bajo cauca.

Para los ríos de la costa Caribe, se presentan incrementos como consecuencia de las lluvias esperadas, en particular los departamento de la Guajira, Bolívar y Magdalena, se espera que presenten con mayor frecuencia la ocurrencia de crecientes y aumentos de su caudal. Para la región de la Orinoquía, si bien se espera que los ríos principales presenten una tendencia de reducción en los niveles, no se descartan incrementos en afluentes de la zona de piedemonte que han mantenido niveles altos en los Ríos Arauca, Meta y Guaviare principalmente.

En la región Amazonía se espera una tendencia de descenso en los principales ríos, sin embargo, no se descartan incrementos súbitos para afluentes de la zona de Piedemonte y niveles altos en el Río Putumayo. Para la Región Pacífico se esperan incrementos en los principales ríos y tributarios de la zona norte en los departamentos de Chocó y Antioquia, en la parte sur de la región se espera una ligera reducción de los niveles, sin descartar incrementos súbitos por lluvias locales que se generen.

Los suelos en zonas inestables o de ladera siguen en proceso de saturación por lo que la amenaza de deslizamientos está presente y se seguirá intensificando según las lluvias previstas, lo cual incrementa la amenaza por deslizamientos en zonas inestables, especialmente en los departamentos de Choco, Valle del Cauca, Nariño, Cauca, Antioquia, Eje cafetero, Tolima, Boyacá, Cundinamarca, Santander, Norte de Santander, Putumayo y Piedemonte llanero y Amazónico. Sin embargo, se sugiere mantener vigilancia en áreas inestables del territorio, con especial atención en aquellas donde se puede iniciar o evidenciar cambios en la estabilidad del suelo.

  De acuerdo con los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes y de la Universidad Estatal de Colorado, se prevé que la temporada de huracanes en el Océano Atlántico, Mar caribe y Golfo de México, este por encima de los valores normales. Climatológicamente la probabilidad es de mayor cercanía al país, en los meses de septiembre, octubre y noviembre.  

BC Noticias

Noticias de Manizales y Caldas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.