Opinión

Retos para la Gobernación de Caldas 2024-2027

Por Alejandro Barrera

La construcción de planes de gobierno y posteriores planes de desarrollo de las administraciones municipales y departamentales tiene el desafío de articular en una sola intención de gobierno la resolución de problemas coyunturales de corto plazo, la propuesta de nuevas agendas de desarrollo de largo plazo y la intervención de variables estructurales de mediano y largo plazo para el progreso económico y social del territorio. La ventaja entre un municipio (capital) y el departamento es generalmente que el musculo financiero para inversión es mayor en el primero y existe una mayor predominancia de la ruralidad, y, por ende, de vulnerabilidad socioeconómica en el segundo, lo cual, convierte la gestión departamental en un asunto con mayor complejidad. 

En el caso de Caldas, los retos de la gobernación para el periodo siguiente 2024-2027 se pueden dividir en cinco (5) grandes temáticas que involucran esa sinergia del corto y el largo plazo, las nuevas plataformas de desarrollo y el cierre de brechas estructurales. El primer tema es la infraestructura, donde el departamento tiene un cuello de botella de competitividad en conectividad área, siendo una deuda histórica de la región, y terrestre específicamente por vías secundarias y terciarias que afecta los costos de transporte a mercados locales y regionales. 

El segundo tema es la educación, en el cual, el departamento arrastra un problema de cobertura, principalmente en educación básica y media, que se conecta con dificultades de inversión en calidad, dominio de un segundo idioma y formación de docentes en colegios públicos. El tercer tema es su demografía, ya que, Caldas experimenta un acelerado proceso de envejecimiento, despoblamiento municipal por migraciones internas de salida y bajas tasas de crecimiento poblacional, que invitan a proyectar la dinámica y sostenimiento económico de algunas subregiones en términos económicos, sociales, culturales y de planeación del territorio.  

El cuarto tema involucra el aparato productivo y las condiciones del mercado laboral, donde el departamento es una combinación de economías municipales agrícolas, comerciales, industriales y de servicios de bajo valor agregado, asociado a economías de subsistencia, con alta vulnerabilidad regional a ciclos económicos externos, y retos en materia de diversificación de su canasta exportadora y de investigación aplicada a los sectores económicos. De lo anterior, surge los fenómenos de bajos ingresos laborales, insatisfacción laboral e informalidad laboral y empresarial subregional. 

Y, el quinto tema es su institucionalidad, donde posiblemente el principal obstáculo radica en la baja capacidad técnica y financiera de las administraciones municipales, conectado con la debilidad de sus economías territoriales, afectando su desempeño administrativo y fiscal y la gestión de los procesos de contratación pública. 

El departamento de Caldas necesita volver a ser un referente de la economía regional y nacional a través de un verdadero plan de aprovechamiento de sus ventajas productivas, donde la gestión de inversión pública y privada, nacional e internacional, posiblemente sea el único camino de desarrollo territorial. Para esto, la Gobernación de Caldas 2024-2027 necesita de una gerencia pública moderna y un plan de fortalecimiento de sus capacidades administrativas y de capital humano.

Quiere estar informado con BC Noticias? Ingresa a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram. 

BC Noticias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Esta página utiliza Cookies    Más información
Privacidad