Proyecto de cooperación internacional ha apoyado la declaratoria de protección de más de seis millones de hectáreas

Colombia desarrolla un proyecto de cooperación internacional que, con un presupuesto de 20 millones de dólares, aspiró en un principio a apoyar la declaratoria de 550.000 hectáreas (ha) como áreas protegidas, y ha tenido tanto éxito que, en 2021, el penúltimo año de su ejecución, ya ha logrado superar esa meta con creces al contribuir en la declaración de protección de seis millones quinientas mil ha.

Se trata del proyecto GEF-SINAP, que viene fortaleciendo las herramientas de planificación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) que corresponde al conjunto de áreas protegidas, actores sociales, estrategias e instrumentos de gestión que las articulan, lo que le permite al país ir cumpliendo sus objetivos de conservación.

La iniciativa es liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena) y los subsistemas del SINAP. La agencia implementadora es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y la ejecutora, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Las áreas protegidas se han intervenido de manera directa en la Orinoquia y en los Andes nororientales. De los 20 millones de dólares con que cuenta el proyecto, cuatro millones los aporta el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés), y los otros 16, las autoridades ambientales, la sociedad civil y el WWF. Con estos recursos se vienen ejecutando cinco componentes: fortalecimiento del SINAP, fortalecimiento de subsistemas regionales, incremento de la representatividad ecosistémica del SINAP, monitoreo y evaluación.

“Este es un trabajo fundamental para continuar avanzando en el cumplimiento de las metas ambientales que nos hemos planteado desde esta administración; además, representa el compromiso de todos los actores involucrados por seguir conservando y restaurando, principalmente en las áreas protegidas, tan importantes para la buena salud de nuestra inmensa biodiversidad. La educación y la conciencia ambiental, el apoyo determinante de los sectores públicos y privados, más la labor y el acompañamiento de las comunidades nos permiten conservar lo que es una prioridad para Colombia y el mundo: el medio ambiente”, anotó Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El proyecto viene mejorando el manejo de estas áreas y promoviendo la sostenibilidad a largo plazo, logrando la toma de mejores decisiones participativas con las comunidades de estos territorios.

Mauricio Herrera, especialista en áreas protegidas y estrategias de conservación en WWF Colombia y coordinador del GEF-SINAP, dijo: “Ha sido fundamental para el éxito de la implementación del proyecto contar con la participación de actores y regiones de nuestro Sistema Nacional de Áreas Protegidas. En el trabajo liderado con el Ministerio de Ambiente, Parques Nacionales, Corporaciones Autónomas Regionales y propietarios de reservas vamos a lograr seguramente consolidar esa nueva política del SINAP y todos los instrumentos que se requieren para su fortalecimiento”.

David Olarte Amaya, punto focal operativo del GEF en Colombia y jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales del Minambiente, expresó que la utilización de estos importantes recursos de cooperación internacional se traduce en un Sistema Nacional de Áreas Protegidas más fuerte y cohesionado.

“Favorece los corredores de conservación y la conectividad entre áreas clave para la conservación a nivel nacional, y contribuye a la implementación de la Convención de Diversidad Biológica”, dijo Olarte.

BC Noticias

Noticias de Manizales y Caldas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.