Polémica en Manizales por funcionamiento de las Guardianes de la Ladera

Recientemente Camacol Caldas, el gremio que agrupar a los constructores, le envío una carta al Alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, donde expresaba que dicho gremio conoció las decisiones tomadas por la administración recientemente, sobre no darle continuidad a algunos procesos exitosos que venían operando en Manizales, con resultados altamente satisfactorios en materia ambiental, social y de gestión del riesgo, los cuales la Alcaldía decidió no renovar.

Uno de ellos es el programa de Guardianas de la Ladera, viene desarrollándose en la ciudad desde hace más de 15 años y es el que ha permitido hacer   mantenimiento preventivo a la obras de estabilidad que se han construido en la ciudad y comportarse de manera adecuada en temporadas invernales como la que estamos viviendo y que según los expertos se recrudecerá.

Esta iniciativa representa una inversión de $3 mil millones al año y ha garantizado actividades tan importantes como la seguridad de los asentamientos, la sostenibilidad de las obras de tratamiento geotécnico y el desarrollo de labores de control y vigilancia. Además, ha sido fuente de empleo para 100 mujeres cabezas de familia.

Por cuenta de Guardianas de la Ladera, la ciudad en anteriores temporadas invernales ha logrado una exitosa reducción de desastres que han evitado la pérdida de vidas y graves costos sociales, por eso hacemos un llamado de urgencia para que se renueve rápidamente este programa y se atienda el enorme descuido en que se encuentran las obras de estabilidad, antes que este invierno nos pase cuenta de cobro.

Por otra parte, la Sobretasa Ambiental del 0,5% que inicialmente se empezó a cobrar para resolver una situación coyuntural, le ha permitido al municipio desarrollar obras de mitigación que le han traído importantes beneficios, que no se lograrían con la sobretasa del 1,5% que se cobra a los ciudadanos por mandato nacional.

Con este recurso adicional, se recaudarían alrededor de $56 mil millones en los próximos 15 años, con los cuales se podrían desarrollar importantes acciones de conocimiento y mitigación del riesgo y adaptación al cambio climático que -en condiciones diferentes- se deberían programar desde otras fuentes, pues son actuaciones que el municipio obligatoriamente debe acometer, porque las necesita para garantizar la seguridad de su territorio ante desastres naturales.

Este recurso recaudado con esa sobretasa adicional permitiría financiar acciones del Plan de Desarrollo “Manizales Más Grande 2020 – 2023”, enmarcadas en la estrategia “Ciudad sostenible y Resiliente” y aquellos proyectos del Programa de Ejecución del POT que sobre gestión del riesgo se proyectaron para la presente vigencia.

“Señor alcalde, Manizales es una ciudad expuesta a constantes riesgos y requiere de todos los esfuerzos que sean posibles para su mitigación y prevención. Por tal motivo, no podemos escatimar esfuerzos en la gestión del riesgo o peor aún, acabar con programas que han demostrado su efectividad en esa línea a lo largo de los años. Si el municipio requiere de recursos para llevar a cabo otros programas, no deberían conseguirse a costa de procesos que están funcionando bien, porque esta decisión iría en detrimento de la gestión del riesgo y podrían traducirse en desastres a futuro, que suponen inversiones mucho más costosas”, señaló Camacol Caldas.

Camacol enfatiza que no se puede desconocer que la sobretasa ambiental del 1,5% establecida por la Ley 99 de 1993, se suma a los recursos que por este concepto le aportan los demás municipios a Corpocaldas y que esta autoridad ambiental está en total competencia de destinarlos a las inversiones que se requieran en todo el territorio de su jurisdicción, contrario a lo que sucede con la sobretasa del 0,5%, que tiene una destinación específica para Manizales.

Por tal motivo, Camacol Caldas le solicitó que reconsidere las decisiones de acabar con el programa de Guardianas de la Ladera y con la Sobretasa Ambiental del 0,5%, puesto que son procesos que le representan altos beneficios al municipio y que incluso han sido reconocidos en el plano nacional como casos exitosos en prevención de desastres.

Dicho documento fue firmado por todos los miembros de Camacol Caldas.

La Alcaldía de Manizales desmintió que el alcalde Carlos Mario Marín Correa o alguno de los miembros del gabinete municipal tengan intenciones de acabar el programa Guardianas de la Ladera y, frente al tema, hace las siguientes precisiones:

  1. Este programa es administrado por la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) y financiado por la sobretasa ambiental, pagada por todos los manizaleños y transferida a esta entidad desde la Alcaldía de Manizales.
  • En la actualidad, el mantenimiento de las laderas de Manizales es ejecutado por Corpocaldas con el apoyo de la empresa metropolitana de aseo EMAS.
  • Este año, el valor proyectado a transferir por el municipio a Corpocaldas para desarrollar acciones ambientales en Manizales es de $24 mil millones.

BC Noticias

Somos un medio digital de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.