Ocho personas fueron capturadas por participar en el atentado de la Escuela Santander

Como una respuesta de honor, la Policía Nacional, a través de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin), en coordinación con la Fiscalía General, propinó un nuevo golpe al Eln, al capturar a ocho de sus presuntos integrantes, que tendrían relación directa con el atentado a la Escuela de Cadetes de Policía ‘General Francisco de Paula Santander’.

En el cruento hecho, ocurrido el 17 de enero de 2019, perdieron la  vida 22 jóvenes cadetes, posteriormente ascendidos de manera póstuma al grado de subteniente.

La milimétrica ‘Operación 22 héroes’ tuvo lugar en Bogotá, Manizales (Caldas), Zipaquirá (Cundinamarca), Tuta (Boyacá) y Arauquita (Arauca) y permitió dar con el paradero de los señalados miembros de los frentes de guerra ‘Urbano Nacional’ y ‘Oriental’ del Grupo Armado Organizado al margen de la ley, resultado que se suma a las cinco capturas que se han materializado desde el inicio de la investigación en 2019.

Entre los capturados figura el hombre conocido como ‘Jesús’ o ‘Barbas’, presunto integrante desde el 2009 del grupo de radicalización violenta autodenominado ‘Llamaradas Mentes Libertarias’, y coordinador de un comando urbano del ‘Frente de Guerra Urbano Nacional’ que delinque en Bogotá y Cundinamarca.

Los trabajos de inteligencia e investigación criminal indican que ‘Jesús’ o ‘Barbas’ habría recibido órdenes directas de ‘Culebro Viejo’, cabecilla del ‘Frente de Guerra Oriental’ -que estaría en Venezuela y sobre el cual se expidió en los últimos días una nueva orden de captura con notificación azul de Interpol¬-, para planificar y coordinar las actividades criminales que condujeron a la ejecución de la acción terrorista contra la Escuela General Santander.

Así mismo, a comienzos de 2016 ‘Barbas’ habría encabezado labores de instrucción en las denominadas escuelas de entrenamiento guerrillero del Eln, ubicadas en el departamento de Arauca y en zona de frontera con Venezuela, sobre observación delictiva, adaptación de espacios para el desarrollo de actividades terroristas y seguimiento de objetivos.

Más acciones

En el marco de la operación, la Dijin también adelantó una diligencia de allanamiento que permitió la captura de la mujer conocida como ‘Maco’, igualmente integrante del grupo ‘Llamaradas Mentes Libertarias’ y presunta militante activa del ‘Frente de Guerra Urbano Nacional’. Las informaciones recaudadas señalan que habría participado en la construcción de los lineamientos y directrices del IV y V congreso del Eln.

Durante la investigación se logró establecer que ‘Barbas’ y ‘Maco’ eran, presuntamente, los tripulantes de la motocicleta que escoltó el vehículo que transportó los explosivos desde la bodega en la que se encontraba, en la localidad de Usme, hasta la Escuela General Santander. Además, estas dos personas habrían tenido participación activa en múltiples acciones terroristas, como la instalación de artefactos explosivos y bombas panfletarias en Bogotá, durante los últimos 8 años.

Otro de los capturados en este golpe estructural al Eln fue el sujeto conocido como ‘Marín’, presunto integrante del comando urbano del ‘Frente de Guerra Urbano Nacional’, quien, según la información recopilada, habría participado en el atentado terrorista contra las instalaciones de la ‘alma mater’ de la oficialidad, al ser el encargado de conducir, desde el municipio de Zipaquirá (Cundinamarca) hasta Bogotá, la motocicleta utilizada para escoltar el automotor utilizado en la acción criminal.

También cayeron ‘Toño’ y ‘Jessica’, señalados de sostener vínculos con la estructura de finanzas del ‘Frente de Guerra Oriental’, particularmente con Álvaro José Mateus Vargas o ‘el Quesero’ y Wilson Arévalo Hernández, capturados en 2019, por, presuntamente, haber financiado la acción terrorista contra la Escuela de Cadetes.

Adicionalmente, ‘Jessica’ habría efectuado actividades de observación delictiva antes y durante la ejecución del atentado, que se le facilitaban debido a su actividad comercial desarrollada en los alrededores de las instalaciones policiales, mediante una fachada de venta de productos lácteos.

Otra mujer conocida como ‘Dani’, también capturada por la Policía Nacional en las últimas horas, era, de acuerdo con las labores de investigación criminal, la presunta encargada de administrar dineros obtenidos a través de la empresa ‘Lácteos El Arauqueño’ y, a la vez, compañera sentimental de su propietario, el capturado Álvaro Mateus o ‘el Quesero’. ‘Dani’ tenía acceso a toda la información financiera y terrorista de la red de apoyo al terrorismo del ‘Frente de Guerra Oriental’, según los investigadores.

De igual manera, la DIijin acaba de capturar a dos hermanos de Mateus o ‘el Quesero’: se trata de ‘Carlitos’, quien gracias a su relación con la producción de lácteos estaría transportando entre Arauca y Bogotá dineros, armamento y explosivos para el ‘Frente de Guerra Oriental’, y del hombre conocido como ‘Sebas’, exintegrante del ‘Cartel de los Suizos’, organización delincuencial desmantelada a finales de 2018 y que estaba dedicada al contrabando de productos lácteos desde Venezuela hacia Colombia. 

Debido a su conocimiento en la comercialización de este tipo de mercancía, ‘Sebas’ estaría lavando dinero como persona natural a través de un establecimiento de comercio perteneciente a la estructura terrorista. En el marco de este proceso investigativo, cumplido en desarrollo del Plan Choque ‘Construyendo seguridad’, se habían expedido las distintas órdenes de captura, seis de ellas incluso con notificación azul de Interpol..

Delitos

Los capturados, dependiendo de su presunta responsabilidad y grado de participación en el atentado terrorista, deben responder por delitos como homicidio agravado, homicidio en calidad de tentativa, terrorismo, financiación al terrorismo, lavado de activos, enriquecimiento ilícito y rebelión.

En la operación se incautaron 15 celulares, 5 computadores portátiles, 8 memorias, 2 tabletas, una cámara fotográfica, 50 cartuchos 99 mm para fogueo, 15 millones de pesos en efectivo y documentación alusiva a la ideología del Eln, entre otros elementos.

Con este golpe contundente de la Policía Nacional no solo se afectó la capacidad terrorista del Eln, sino sus finanzas criminales, ya que existen nueve bienes en Arauca y Bogotá a los que se les aplicaron medidas de embargo y suspensión del poder dispositivo: cuatro establecimientos de comercio, una sociedad comercial y cuatro vehículos, a través de los cuales se lavaba dinero para dar apariencia de legalidad a los ingresos provenientes de extorsiones y otras actividades delictivas desarrolladas por este Grupo Armado Organizado al margen de la ley.

BC Noticias

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!