Moteles de Manizales solicitan reapertura

Por Eliana Londoño

Cinco  moteles de la Manizales solicitaron al alcalde de la ciudad, Carlos Mario Marín,  la reapertura de sus establecimientos. Desde hace 20 días, lanzaron un SOS debido a la crisis económica que enfrentan por cuenta de la pandemia del COVID-19.

Paradise, El Jardín, Tú y Yo, El Emperador y Arizona, son los cinco moteles de la ciudad que solicitan la reapertura de los establecimientos luego de construir un protocolo  conjunto mediante profesionales con el fin de prevenir posibles contagios y salvaguardar la salud de clientes y empleados. Los establecimientos han adaptado los protocolos y se encuentran listo para reiniciar labores.

“Nosotros tenemos un riesgo muy bajo de contagio porque una pareja llega y entra directamente por el garaje y el único contacto que tenemos con ellos es cuando piden la cuenta. Toda la vida hemos tenido protocolos de asepsia muy elevados exigido por el Ministerio de Salud para operar, pero  ahora contamos con nuevos protocolos para afrontar la crisis que fueron diseñados por un profesional en Seguridad y Salud en el Trabajo y ayer se radicaron en la Secretaría de Salud de la ciudad. Sin embargo, hasta el momento no hemos tenido respuesta sobre la reapertura” aseguró Carlos Cortés, representante de moteles de la ciudad.

Entre los protocolos establecidos por el lugar está: tomar la temperatura al ingreso, habilitar una pareja por habitación, no vender alimentos preparados o bebidas embriagantes, disponer de tapetes desinfectantes, gel antibacterial, uso de elementos de bioseguridad en empleados como trajes especiales, caretas, tapabocas, guantes, incentivar el lavado de manos, realizar jornadas de desinfección cada que una pareja abandone la habitación, entre otros. 

Desde hace 20 días, los moteles de la ciudad lanzaron un SOS a las entidades gubernamentales y el primero de junio enviaron una solicitud de autorización para la operación de los establecimientos a la Alcaldía de Manizales pues durante los tres meses de cese de actividades, cada uno de los cinco establecimientos perdió cerca de 240 mil millones de pesos y no pudieron acceder a ningún alivio estatal, porque tanto ellos como bares son catalogados como establecimientos de alto riesgo en las entidades bancarias. Cerca de 80 familias, varios proveedores y propietarios de los lugares  se han visto afectados económicamente durante la crisis pues aún deben pagar impuestos y salarios.

“Nos encontramos en mesas de trabajo con bares y discotecas pero pedimos que nos aparten porque no tiene  nada que ver nuestra actividad con la de ellos. Reabrir nos daría un gran respiro, no quebraríamos porque estamos apunto de hacerlo y le daría la oportunidad a todas las personas que trabajan con nosotros de recuperarse económicamente porque son los que sufren directamente. Hemos tenido que hacerles mercado de forma periódica para que no queden en ceros porque son madres cabeza de hogar que están esperando retomar el trabajo” agregó Carlos Cortés.

Moteles de ciudades como Pereira y Medellín  ya reiniciaron labores bajo pruebas pilotos.

Foto cortesía

BC Noticias

Somos un medio digital de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.