Mosquito del dengue estaría en las regiones Caribe y Andina

Según las variaciones del clima a futuro, el mosquito Aedes aegypti, vector de los virus del dengue, chikunguña y zika, se proyecta hacia diferentes departamentos de estas regiones colombianas.

Para la Región Caribe, Atlántico, Magdalena, Córdoba, Bolívar, Sucre y Cesar son los departamentos que tienen mayor probabilidad de distribución del mosquito, y para la Región Andina los más susceptibles son Valle del Cauca, Nariño, Cauca, Santander, Norte de Santander, Bolívar, Antioquia, Huila, Cundinamarca, Caldas y Risaralda.

Así lo muestra una investigación liderada por el ingeniero ambiental Cristiam Portilla Cabrera, estudiante de la Maestría en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, y dirigida por el profesor John Josephraj Selvaraj, también de la Institución, que buscó analizar la distribución geográfica potencial del mosquito, y además conocer su adaptabilidad climática.

Entre los resultados más importantes está que el mosquito se puede distribuir más en elevaciones inferiores a los 1.000 msnm, y desarrollarse bien en una temperatura media anual entre los 28 y 32,5 °C.

También se analizó el rango diurno medio y la media mensual, que resulta de restarle la temperatura mínima a la máxima, lo que da como resultado entre 14 y 15 °C.

Otra variable importante para proyectar la distribución del mosquito fue la precipitación anual, que mostró ser benéfica para la especie entre 0 y 500 ml.

Para el estudio, el ingeniero Portilla realizó un resumen de casos de dengue, chikunguña y zika en el país entre 2007 y 2018, teniendo en cuenta que este vector representa un riesgo epidemiológico en varios países de América Latina y el Pacífico, entre ellos Colombia. Además, se conoce poco sobre la distribución geográfica y la idoneidad ambiental del mosquito, considerando el cambio climático en Colombia.

El registro de estas enfermedades, transmitidas por la picadura del mosquito hembra Aedes aegypti, alcanzó los 828.419 casos en el país, siendo Valle del Cauca el departamento más afectado, con 116.709 casos, seguido de Santander con 98.586, Tolima con 67.968, Antioquia con 64.810 y Norte de Santander con 54.500, según cifras del Instituto Nacional de Salud (INS).

Variables ambientales

Para adelantar este estudio se utilizó el modelo MaxEnt –“máxima entropía”– de distribución de especies que permitió crear la distribución espacial y temporal del mosquito en el presente y en el futuro.

Para implementar el modelo se utilizaron dos entradas de información: por un lado, se ingresaron datos de ocurrencia de la especie obtenidos de la organización internacional Global Biodiversity Information Facility, es decir, datos o registros biológicos que diferentes expertos han documentado: ellos toman las coordenadas de dónde se vio la especie y las suben a una base de datos.

La segunda entrada de información son variables bioclimáticas –o predictoras– ambientales, que incluyen promedios mensuales de precipitación y temperatura. Además se incluyó la elevación del terreno (altitud del suelo respecto al nivel del mar) como covariable predictora.

Para proyectar la distribución del mosquito Aedes aegypti en el escenario presente (1950 hasta 2000) se tomaron promedios de las variables bioclimáticas, mientras que para los escenarios futuros (hacia 2050 y 2070) se usaron variables proyectadas. Estas últimas se obtuvieron mediante el modelo de circulación Community Climate System Model (CCSM4), el cual hace una buena predicción del clima en Colombia.

Para hacer las proyecciones a futuro se consideraron tres escenarios de cambio climático descritos por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), dos relacionados con bajas y altas temperaturas, y un escenario intermedio.

De esta modelación se obtienen siete mapas probabilísticos que muestran la distribución espacial del mosquito en Colombia: uno de distribución presente y seis de futura. Estos últimos se dividen en tres mapas para 2050 y otros tres para 2070, correspondientes a los tres escenarios de cambio climático mencionados.

En cuanto a las proyecciones a futuro, se encontró que el área de influencia del mosquito puede disminuir hasta en 30 %, especialmente hacia el 2070, bajo los escenarios en los que la temperatura es más alta. Sin embargo, aunque el área se disminuye, se agudizan las probabilidades de distribución en algunos departamentos.

En términos generales se deduce que a medida que aumenta la temperatura hacia el futuro, la presencia del mosquito tiende hacia el norte del país, y cuando las temperaturas son bajas, tiende hacia el sur. Estos resultados pueden ser un insumo de información para definir medidas preventivas y de control en las zonas que presentan condiciones óptimas para el desarrollo de Aedes aegypti, y por ende mayor riesgo de contraer los virus que transmite

BC Noticias

Somos un medio digital de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.