20 de junio de 2021

BC NOTICIAS

Noticias de Manizales y Caldas

Modifican decreto sobre el transporte especial en Colombia

Luego de meses de trabajo el Ministerio de Transporte logró la modificación del Decreto 1079 de 2015, Único Reglamentario del Sector Transporte, respecto a la modalidad de transporte especial, cambios que entrarán en vigencia a partir de hoy.

El ajuste brinda herramientas a quienes presten este servicio de transporte para que puedan trabajar en condiciones óptimas, buscando una reactivación de sus actividades productivas. Entre otras disposiciones, se incluye la ampliación a cuatro (4) años adicionales del término del tiempo de uso para los vehículos matriculados antes del 30 de mayo de 2020, fecha de finalización de la primera emergencia sanitaria declarada por el Ministerio de Salud y Protección Social. También se establece un plazo de veinticuatro (24) meses adicionales para la implementación y obtención de los certificados en el Sistema de Gestión de Calidad y el Sistema de Seguridad en el Trabajo.

“El diálogo permanente con la ciudadanía es esencial para el Ministerio de Transporte, pues nos debemos a todos los transportadores del país. Es por esto que hemos tenido en cuenta la participación de todos los actores del servicio de transporte especial en la construcción de la modificación del proyecto de decreto para esta modalidad, para que puedan seguir avanzando en el camino de la reactivación económica y por su bienestar”, aseguró la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Este proyecto de modificación también incluye nuevamente la figura del cambio de servicio para que los propietarios que quieran retirarse del negocio puedan comercializar sus vehículos. A partir de ahora, la figura permite que vehículos con más de 5 años de antigüedad en el servicio de transporte especial puedan realizar el cambio en cualquier tiempo, además, durante dos (2) años todos los interesados podrán realizar el cambio de servicio, sin importar la fecha de matrícula ni el tiempo de permanencia en la modalidad. Esto con el fin de renovar el parque automotor, aliviar las cargas económicas del sector y evitar la sobreoferta de vehículos que prestan el servicio.

Reconociendo las dinámicas del mercado, este proyecto, además, habilita formas alternas como el leasing financiero para que las empresas puedan acreditar el porcentaje mínimo de conformación de su parque automotor. También se permite el ingreso al servicio de vehículos nuevos clase automóvil, campero, camioneta y microbús, los cuales se encontraban restringidos.

Con la modificación al decreto también existe una mayor flexibilidad en la renovación de las tarjetas de operación de los vehículos, eximiendo de este trámite la exigencia de presentar la copia de los contratos de prestación del servicio de transporte especial. Esto aplica para los vehículos cuyas tarjetas expiren durante cualquier emergencia sanitara declarada por el Ministerio de Salud y Protección Social, frente a la pandemia generada por el Covid-19.

“La modificación al Decreto es un logro que desde el Ministerio de Transporte celebramos, teniendo en cuenta que durante más de seis meses estuvimos trabajando en el mismo. Flexibilizar el cambio de modalidad y ampliar el plazo de uso para los vehículos es un alivio que se efectúa para nuestros transportadores de esta modalidad. Agradecemos a quienes han participado en varias mesas de trabajo y resaltamos que de manera oportuna y respetando los tiempos establecidos en la ley esta modificación es hoy una realidad”. Manifestó la viceministra de Transporte, Carmen Ligia Valderrama.

El Ministerio de Transporte abrió espacios para socializar el alcance de la reglamentación para esta modalidad de transporte, la cual fue publicada en la página web entre el 10 y el 25 de febrero del año en curso, donde se recibieron 439 observaciones provenientes de 304 participantes de diferentes agremiaciones, empresas y propietarios, cumpliendo así las etapas correspondientes para que se convirtiera en una medida autorizada por el Gobierno nacional, con el ánimo de generar un soporte normativo sólido que les permita a todos los transportadores del país una reactivación económica dentro del marco de la legalidad.