Opinión

Milei y el futuro electoral del continente

Por Julián García

Advierto que antes de los insultos y quizá de la malinterpretación de algunos lectores, este es un análisis muy básico de lo que creo podría pasar en Colombia y en Latinoamérica en términos electorales según como le vaya al nuevo presidente de Argentina Javier Milei. Haciendo también la salvedad que ideológicamente no me identifico para nada con este nuevo mandatario pero que en democracia siempre se deben respetar los resultados.

Ahora, para los más pesimistas hay que decirles que Donald Trump ganó hace años en Estados Unidos, Jair Bolsonaro en Brasil y ahora Javier Milei en Argentina, y tal como lo dijeron muchos mandatarios como Gabriel Boriuc de Chile o Luiz Inácio Lula Da Silva de Brasil, hay que respetar la decisión del pueblo argentino, para eso es la democracia. Y aunque en la democracia el pueblo elije sus verdugos que pueden ser de derecha o izquierda, los pueblos siempre sobreviven a ellos por difíciles momentos que hayan pasado.

Para aquellos que ven los resultados argentinos y se preguntan o especulan que pasará en Colombia en el 2026 y en Latinoamérica en general en sus siguientes elecciones presidenciales, yo veo dos escenarios posibles, aunque esto puede ser prematuro y entendiendo que muchas acciones externas también pueden afectar estas situaciones. El primero escenario que creo podría pasar, es que a la Argentina llegue una estabilidad, que al nuevo gobierno le vaya bien y que se convierta en un modelo para el resto de los países, que las grandes reformas económicas, burocráticas y estatales que se propusieron, rindan buenos frutos y esto se pueda extrapolar a otros países del continente y porque no del mundo.

Este es el escenario del que más dudo, porque creo que la mayoría de propuestas de Milei en no se podrán cumplir y le tocará ajustarse al status quo mundial para gobernar. Por mucho cambios y reformas en términos económicos que se quiera hacer, terminar con la banca central es algo muy complejo y que traería consecuencias macroeconómicas muy graves para ese país. Por intentar generar un Estado mínimo como lo determina el liberalismo económico, eliminando muchos ministerios, privatizando toda la salud y la educación, generara muchas secuelas sociales que nadie puede proyectar que pudiera pasar si esto en realidad se diera.

El segundo escenario es el contrario, a Milei le va mal en sus dos primero años, le toca recular en muchas de sus propuestas si no quiere tener conflictos más serios de los que ya tiene Argentina, la situación sigue igual o empeora y el resto del continente ve esta situación como un campanazo de alerta y no le vota a los candidatos similares a la ideología de Milei. Para todo eso el tiempo nos mostrará el camino y nos dará o no la razón.

Como última reflexión debo decir, es normal que el péndulo ideológico en la democracia, a veces este en la izquierda y otras la derecha entregando la victoria, pero ese péndulo siempre debe pasar por el centro.

BC Noticias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Esta página utiliza Cookies    Más información
Privacidad