EconomíaManizalesTurismo

«La prohibición de las corridas de toros es un duro golpe a la cultura, la tradición y la economía» Cotelco Caldas

Cotelco Caldas reaccionó a la noticia de la prohibición de las corridas de toros en Colombia, que para el caso de Manizales se tendrá durante los próximos tres años. Según el gremio hotelero, Manizales ha sido el epicentro de la llamada fiesta brava a nivel nacional, la Monumental Plaza de Toros de Manizales que alberga a alrededor de 13 mil aficionados se ha convertido en uno de los principales atractivos de la feria anual, y sitio de encuentro tanto de propios como de visitantes nacionales y extranjeros.

Según Cotelco, la temporada taurina (la cual tiene una duración de 7 días) le aporta a la ciudad un porcentaje de ocupación que oscila entre en 30% y el 35% del total de la ocupación durante toda la feria el cual siempre está cercana al 90%, generando así derrama económica importante a la ciudad, dinamismo e inversión pública y privada, a su vez un incremento en el empleo directo e indirecto no solo a nivel hotelero sino del turismo y comercio en general, esto sin contar los ingresos para el sector salud y el apoyo que se da al Hospital Infantil Universitario.

Con respecto a la reciente noticia el director ejecutivo del gremio Juan Pablo Alba, manifiesta, “Hoy desde nuestro gremio recibimos esta noticia con mucha tristeza, pues consideramos esta decisión como un fuerte golpe no solo a la cultura y tradición manizaleña, sino también un duro golpe a la economía, teniendo en cuenta que esta ha venido decreciendo, que hemos enfrentado momentos difíciles como la pandemia siendo el sector hotelero y turístico uno de los más golpeados, adicionalmente los cierres generados por el estallido social o los cierres por el incremento en la actividad volcánica por cerca de dos meses, esto sin contar el aumento en diferentes impuestos de carácter nacional que convierten a nuestro sector en uno de los más vulnerables.”

Con esta decisión se verían afectados la economía formal e informal, todas esas familias que dependen en los primeros meses del año de los ingresos generados por las ventas de sus productos, familias que en gran proporción hacen parte de la economía popular y a la cual el gobierno nacional ha manifestado un apoyo, estas familias que tradicionalmente venden sus productos (botas, ponchos, carpas, sillas, accesorios, entre otros) en las inmediaciones de la plaza no tendrán ahora este ingreso.

Adicionalmente, los restaurantes, bares, servicios de transporte público y especializado, guías turísticos, también serán afectados pues el número de visitantes se verá reducido en gran proporción pues la feria de Manizales perderá uno de sus mayores atractivos.

“Nuestro gremio es respetuoso de la ley y desde ya iniciaremos el acompañamiento al sector turístico y empresarial en la generación de iniciativas durante los tres años de transición y así poder ayudar a contrarrestar un poco los efectos de esta decisión” agrega el director ejecutivo.

BC Noticias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Esta página utiliza Cookies    Más información
Privacidad