La Catedral Basílica de Manizales embellece su majestuosidad

La Catedral Basílica de Manizales por estos días ha tenido cambios en su imagen que durante este tiempo se pueden apreciar por los ciudadanos, quienes han visto como este emblema de la capital de Caldas toma vida, gracias a los trabajos que se desarrollan en este sitio.

La intervención de la catedral ha tenido participación de la junta cívica por la catedral, Ministerio de Cultura, Alcaldía de Manizales, Gobernación de Caldas  y la  Arquidiócesis de Manizales.

Para estos trabajos el Ministerio de Cultura destinó 1.000 millones, la Alcaldía de Manizales 100 millones, la Gobernación de Caldas 100 millones, y la Arquidiócesis de Manizales 200 millones.

Una de las fuentes de financiación para las obras en la catedral es la circulación de varios fascículos de la historia de este icono de ciudad en el diario La Patria donde los ciudadanos conocerán de cerca su inicio y los diferentes cambios.

“Serán 12 fascículos que yo recomiendo que los coleccionemos porque hay una historia que no conocemos donde nos cuentan cómo hicieron nuestros antepasados, historia que ha impulsado nuestra labor. Si ellos pudieron hacerlo con menos técnica y menos recursos, ¿Cómo no lo vamos a poder hacer nosotros?”, afirmó Monseñor Gonzalo Restrepo, Arzobispo de Manizales.

Foto: Oscar Bayona

 

La situación estructural de la Catedral Basílica no es tan delicada porque ya hay un reforzamiento que se hizo con Monseñor Fabio Betancur, ahorita no se realizan labores de reforzamiento, sino de mantenimiento. El cemento se va deteriorando por diferentes factores, y por ello se realizan labores de fortalecimiento.

La primera etapa tiene un costo de $3.200 millones de pesos que ya están recolectados, de los cuales faltan 500 millones que se están tratando de conseguir por medio de varias actividades lideradas por la junta cívica por la catedral. La segunda etapa es la del mantenimiento de los 141 vitrales que tiene el templo que valen $2.800 millones de pesos que también se están buscando en cómo conseguir dichos recursos. Toda la obra de mejoramiento de la Catedral Basílica de Manizales costará 10 mil millones de pesos.

“Estamos realizando la primera etapa en todo lo que tiene que ver con el cemento, las canales, las bajantes, el manejo de aguas lluvias y el alcantarillado, y estamos en una ejecución de limpieza de las torres y de toda la parte exterior de la catedral. Esta primera etapa queremos terminarla a finales de este año”, destacó Monseñor.

Los terremotos  y los incendios han marcado la historia de la Catedral Basílica de Manizales, tanto que en la actualidad se tiene una réplica en el barrio Chipre para recordar la historia de la capital de Caldas.

“La antigua catedral hecha en madera se perdió y hoy se tiene una réplica en Chipre. Los antepasados dijeron vamos a hacer una catedral que no la acaben los incendios. Vamos a hacer una catedral gótica en ferro concreto. Cuando había 85 mil habitantes se hizo esta catedral que hay hoy”, afirmó Gustavo Castañeda, miembro de la junta cívica por la catedral.

Esa catedral tenía cuatro imágenes en cuatro torres como: San Marcos, San Pablo, Santa Inés y San María Vianney, las cuales volverán a ser instaladas en la actual catedral, y adicional a ello el cristo central.

En la segunda etapa se lavará internamente las torres. Las imágenes que irán en las agujas también se subirán para aprovechar el trabajo en alturas que se realiza en la actualidad. La catedral basílica tiene 21 imágenes, incluido el cristo. En este proceso se intervinieron 14 imágenes que son las cuatro de las agujas auxiliares que son de sustitución total por el deterioro y por el respeto canónico que no eran las originales. Adicional se está limpiando los seis ángeles custodios que están sobre la torre central, más tres imágenes que están en las torres. Sobre el atrio hay seis, y en un costado la imagen de uno de los arzobispos de Manizales.

Las esculturas que fueron retiradas de las agujas se tendrán en la parte baja para que los turistas las puedan apreciar

Foto: Oscar Bayona

“Las labores de mantenimiento corresponden al lavado de las fachadas y cubiertas. Restauración de los morteros para proteger de las aguas lluvias de la catedral. Las labores han sido difíciles porque hay que luchar con el clima y el tema técnico de salud ocupacional y ambiental del lavado de las fachadas”, afirmó José Ignacio Londoño Gómez, ingeniero de la obra.

En esta primera fase se va en un 75% de la inversión, y se han tenido inconvenientes con el clima.  La tercera etapa serán los trabajos en las puertas del monumento. Se espera que en el mes de noviembre se realice una eucaristía y celebrar la culminación de la primera fase.

 

BC Noticias

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Pingback: helpful hints

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Esta página utiliza Cookies    Más información
Privacidad