La ARN y entidades aliadas dieron cierre a la estrategia de Mambrú en el resguardo de San Lorenzo

La estrategia ‘Mambrú no va a la guerra. Este es otro cuento’, liderada por la Agencia para la reincorporación y la Normalización (ARN), benefició por medio de iniciativas artísticas y deportivas, a más de 70 niños y niñas indígenas del resguardo de San Lorenzo en Riosucio (Caldas).

En el acto de cierre, la escuela de fútbol del resguardo recibió implementos deportivos para la escuela de futbol, conformada por 45 niños, e insumos para la iniciativa de teatro y danza ‘Aires de mi tierra’, conformada por 20 jóvenes, quienes participaron de manera activa de los talleres lúdicos y pedagógicos implementados a través de la estrategia. 

Gracias a una alianza entre la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), la Gobernación de Caldas, la Universidad Nacional sede Manizales, la alcaldía de Riosucio y el cabildo del resguardo de San Lorenzo, se fortalecieron dos iniciativas comunitarias, que potenciaron y fortalecieron la construcción de entornos protectores para los niños y jóvenes de la comunidad.

Con el fortalecimiento de entornos protectores, logramos cortar los ciclos de hechos violentos en estas comunidades y evitar que los niños que hacen parte de resguardos como el de San Lorenzo, se vean tentados de participar de actividades ilícitas. A través del fortalecimiento de estas iniciativas comunitarias, la agencia, junto con las entidades aliadas, impulsamos que nuestros niños dediquen el tiempo a potenciar sus cualidades para convertirse en artistas o deportistas”, expresó Carlos Ariel Soto Rangel, coordinador de la ARN en el EjeCafetero.

Asimismo, Camila Díaz Betancourt, coordinadora de la secretaria de cultura del resguardo, manifestó la importancia de estas articulaciones institucionales para el bienestar de la comunidad y resaltó cómo Mambrú aportó al desarrollo de los menores.

“El trabajo realizado durante estos meses con mambrú fue como un despertar. Como zona rural, nos vimos afectados por la violencia y nos habituamos a vivir con ese pasado. A través de Mambrú, no solo creamos conciencia de la historia, sino que nos ayudó a entender que es algo que se debe superar. Gracias a la ARN y las instituciones que se vincularon, hicimos un ejercicio grande de superación y dejar atrás los hechos victimizantes”, agregó.

En Caldas, Mambrú ha logrado beneficiar a más de 300 niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

BC Noticias

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.