En el Concejo de Manizales se debatió sobre los proyectos de niñez y juventud

La Jefe de la Oficina de Infancia, Adolescencia y Juventud de Manizales, Ángela María Salazar Silva, rindió informe de las inversiones anteriores y lo proyectado para este año. Con relación a la ejecución del presupuesto el año inmediatamente anterior, se registra un 93%, que equivale a $236 millones en programas para infancia y adolescencia, y $369 millones para juventud.
 
“En cuanto al empalme se ha organizado el plan de acción y se tomarán algunas decisiones como reducir a la mitad el presupuesto para la implementación de la red de hogar de paso, ya que se dispondrá para unas 10 personas”, indicó la jefe de la oficina.
 
Sobre la elección de los consejos municipales de juventud, Salazar Silva explicó que no se eligieron en la administración pasada ni durante este año, por decisión nacional.
 
Entre algunas de las iniciativas, la jefe de la oficina comentó que para el próximo año se busca implementar un modelo de clubes juveniles. Además, indicó que “en cuanto a la política pública se venció en el año 2018 y la administración anterior inició el proceso. Estamos revisando con el comité para que quede dentro del plan de desarrollo”.
 
Una de las situaciones que se revelaron durante la sesión fue el estado en el que se recibió Casa joven y las reparaciones que deben realizarse para adecuar el sitio y continuar brindando un espacio a los jóvenes de los barrios Bajo Andes, Nevado, El Carmen. Con este lugar se espera ofrecer una oferta amplia para que los jóvenes se alejen de las drogas.

CONCEJALES OPINAN

Con relación a la información anterior, algunos concejales manifestaron sus opiniones, con el fin de que se haga desde esta oficina un trabajo de trascendencia para esta población.

En el caso del concejal Jhonnyer Fernando Bermúdez Martínez reveló algunas cifras que se pueden tener en cuenta para ejecutar un plan de acción. Indicó que el 7,4% de la población de Manizales es menor de cinco años y 24.600 niños pertenecen a sitios vulnerables de la ciudad.

 “Hay que analizar temas como la mortalidad de los niños en la comuna Macarena que es de un 15% y en la Ciudadela del Norte es del 8,2%, cifras alarmantes frente a otras ciudades del país. Juega un papel fundamental la protección a los nacidos vivos que cerca de un 9% nacen con menos de 2.500 gramos, lo que indica una malnutrición”, puntualizó el concejal Bermúdez.

Además, manifestó la importancia de pensar en un proyecto de acuerdo para que las madres gestantes cuenten con el sustento y así se reduzca la desnutrición. De la misma manera, le solicitó a la administración municipal trabajar en programas para incrementar el índice de lactancia materna y atender la salud mental.

Finalmente, el concejal Bermúdez sugirió se haga énfasis en el proceso de transición armoniosa para que los niños, que pasan del hogar infantil a la escolaridad, no padezcan maltrato psicológico, debido a que los modelos de educación son diferentes.

Por su parte, el concejal Diego Alejandro Tabares Prieto, habló sobre la armonización que deben tener los programas de esta oficina con el plan de desarrollo y buscar que Manizales sea capital de la lectura. “Veníamos trabajando con una estrategia –Face + Book con el fin de incentivar a la lectura”, explicó el corporado.

El concejal Julián Andrés García Cortés indicó por su lado que un tema que le preocupa es el desempleo juvenil y que debe se un tema que se atienda desde esta oficina, ya que Manizales es la ciudad que registra mayor número de desempleo juvenil. Además, manifestó que “la política pública debería estar funcionando y la oficina debe estar enmarcada en lo que pasa realmente con los jóvenes”, puntualizó.

En el caso del concejal Christian David Pérez Holguín se refirió a que se debe pensar en pocas actividades, pero de mayor impacto como proyectos que apunten a reducir el desempleo y que la oficina sea un canal para que las empresas conozcan a los jóvenes.  

Incluso expresó que debido a que Manizales presenta una alta tasa de alcoholismo y drogadicción, desde la unidad se le debe apostar a proyectos que promuevan el ciudado mental y se prevenga el suicidio.

Finalmente, el concejal Julián Andrés Osorio Toro aseveró que es bueno que esta oficina forje el liderazgo, que ofrezcan computadores a jóvenes que necesitan para su estudio. “Es necesario que en la política pública de juventud se promuevan buenas prácticas”.

El corporado Osorio Toro expresó que espera se encuentre un buen líder que retome el proyecto de Casa Joven, que se ayude a la salud mental y se mitigue el suicidio.

BC Noticias

Somos un medio digital de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!