En Caldas trabajan por conservar las tradiciones de las comunidades indígenas

Proyectar el movimiento indígena en el departamento para los próximos cuatro años y buscar salidas a los diferentes problemas de las comunidades es el objetivo del XI Congreso del Consejo Regional Indígena de Caldas (Cridec), que se instaló ayer en Riosucio.

En esta labor la Gobernación de Caldas mantiene su compromiso por garantizar los derechos de esta población y aportar a la resolución de los problemas y las necesidades. Así lo dejó claro el gobernador, Guido Echeverri Piedrahita, quien asistió a la apertura del encuentro y destacó la labor conjunta que realiza la Gobernación con los líderes indígenas.

El propio Cridec reconoció el trabajo de la administración departamental y condecoró al mandatario caldense en agradecimiento a su compromiso con la población indígena. “Recibo el reconocimiento con gratificación personal. Esto es muestra de la  comunicación directa y continuada que tenemos con las comunidades indígenas en el marco de un proceso de concertación. Esto tiene un significado afectivo e institucional, pues hacemos la tarea que nos corresponde”, expresó Echeverri Piedrahita.

Durante el  congreso se presentará un informe de  cada una de las áreas del Consejo: coordinación general, gobierno propio, territorio, educación, derechos humanos, guardia  indígena, mujer y familia, salud propia, comunicaciones, cultura, recreación y deporte.

La tarea es evaluar los cuatro años de gestión del comité ejecutivo y congregar a los 17 cabildos, asentados en 11 municipios de Caldas, debatir los temas centrales de la agenda, conocer el avance de los mandatos, proyectar nuevos mandatos y elegir a los directivos del comité ejecutivo.

El representante Abel David Jaramillo explicó que mediante mesas de trabajo se presentarán planteamientos en aplicación de modelos propios de salud, educación y  protección al territorio. “Bien sabemos que estamos en una coyuntura con la implementación de los acuerdos de Paz. Debemos planear todo en materia productiva rural, con lo que se genera una sostenibilidad y buen vivir de las comunidades. Se pretende retornar a las comunidades víctimas y recuperar los derechos. Otro asuntos importante es la mendicidad en las ciudades, para que las instituciones nos ayuden desde sus tareas propias”, agregó el líder.

La actual coordinadora del Cridec, Martha Hernández, resaltó que el congreso es un espacio en el que se celebran 38 años de lucha y resistencia de las comunidades indígenas del departamento.

“Esperamos que en el desarrollo de este congreso podamos soñarnos lo que será este movimiento en cada localidad. Hay que analizar los problemas de cada cabildo para buscar cómo superarlas. La situación es compleja porque tenemos comunidades invisibilizadas, especialmente las hablantes. La Gobernación autorizó una intervención integral en Belalcázar, en busca de superar la miseria extrema”, dijo Hernández.

BC Noticias

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!