ColombiaNaturalezaNevado del Ruiz

El volcán Nevado del Ruiz mantuvo niveles de actividad bajos a moderados

El Servicio Geológico Colombiano reportó que en la semana comprendida entre el 25 y el 31 de julio de 2023, el volcán Nevado del Ruiz mantuvo niveles de actividad bajos a moderados y variaciones menores en la mayoría de los parámetros monitoreados. Esto evidencia que continúa con un comportamiento inestable.

La sismicidad asociada con el movimiento de fluidos en el interior de los conductos volcánicos presentó niveles similares en el número de sismos registrados y aumentó en la energía sísmica liberada, con respecto a la semana anterior. Las señales sísmicas mostraron niveles de energía bajos a moderados y, a partir del 27 julio, algunas de ellas se caracterizaron por tener una mayor duración en relación con las registradas durante el resto del mes. A través de las cámaras convencionales y termográficas utilizadas en el monitoreo del volcán fue posible confirmar varias emisiones de gases y ceniza a la atmósfera, y algunos cambios en la temperatura relativa del material emitido, que estuvieron asociados a estas señales.

En cuanto a la sismicidad asociada al fracturamiento de roca en el interior del edificio volcánico y, después del aumento del 25 de julio que fue reportado en el boletín anterior, este tipo de actividad sísmica disminuyó tanto en el número de sismos registrados como en la energía sísmica liberada en relación a la semana anterior. Los sismos se localizaron principalmente en los sectores noroccidental y nororiental a oriental-nororiental del volcán (a distancias entre de 7 y 8 km y 1 y 4 km del cráter Arenas respectivamente) y, en menor proporción, en el cráter Arenas y otros sectores del volcán. Las profundidades de los sismos oscilaron entre 1 y 8 km con respecto a la cima del volcán y la mayoría de ellos fueron de baja energía (magnitud menor que 1). La máxima magnitud registrada fue de 1,1, correspondiente al sismo registrado el 30 de julio a las 4:59 a.m. Adicionalmente, se registró sismicidad de baja energía asociada a la actividad del domo (protuberancia o montículo) de lava ubicado en el fondo del cráter.

En lo referente a la actividad superficial, el volcán continuó emitiendo vapor de agua y gases, principalmente dióxido de azufre. La altura máxima de la columna de gases y ceniza se observó el 27 de julio con valores de 2300 y 3500 metros medidos sobre la cima del volcán, en vertical y en dispersión respectivamente. Estas alturas de columna estuvieron asociadas a la emisión de ceniza registrada en el volcán a las 06:17 a.m., que no solo se destacó por el nivel de energía de la señal, sino también por los reportes de avistamiento recibidos desde diferentes sectores de los municipios de Manizales y Neira, en Caldas. En general, la dirección de dispersión de la columna presentó una tendencia principal entre el noroccidente y occidente-noroccidente de la estructura volcánica, la cual generó leve caída de ceniza en Manizales en varias ocasiones. También, a través de las plataformas de monitoreo satelital, se obtuvo el reporte de una anomalía térmica de baja energía en el fondo del cráter, el 27 de julio en la madrugada.

No se descarta que sigan ocurriendo emisiones de gases y ceniza con dispersión de acuerdo con el régimen de vientos que impere en el momento de la emisión. Por otra parte, en este nivel de actividad volcánica se pueden presentar algunos sismos que pueden ser sentidos.

Quiere estar informado con BC Noticias? Ingresa a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram. 

BC Noticias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Esta página utiliza Cookies    Más información
Privacidad