Condenados cuatro integrantes de una estructura delictiva que estaba dedicada a la venta de estupefacientes en Villamaría

El Juez Único Especializado de Manizales, con función de conocimiento,avaló el preacuerdo que cuatro integrantes de una organización delincuencial que operaba en Villamaría (Caldas) hicieron con la Fiscalía, y los condenó como responsables de los delitos de concierto para delinquir; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes; yfabricación, tráfico y porte armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos. 

Todos permanecen privados de la libertad desde el 25 noviembre de 2019, cuando fueron capturados en diferentes diligencias de registro y allanamiento. 

Se trata de dos mujeres que fueron condenadas a una pena de cuatro años y siete meses de prisión; y una tercera quien purgará cinco años de prisión. A estas tres mujeres el juez les otorgó el beneficio de prisión domiciliaria por ser madres cabeza de hogar.

Por su parte, un hombre fue sentenciado a una pena de cuatro años y tres meses, la cual deberá pagar en centro carcelario. 

La Fiscalía recopiló pruebas como los resultados de vigilancias y seguimientos, interceptaciones telefónicas, reconocimientos fotográficos y testimonios de agentes encubiertos, que permitieron demostrar la participación de los hoy condenados en el grupo delincuencial para la venta de los estupefacientes. Se identificó además que varios de ellos hacían parte de una misma familia. 

Se estableció por ejemplo que una de ellas es la compañera sentimental del cabecilla, entre ambos se encargaban de la venta del estupefaciente y el almacenamiento en su residencia; así como su hija.   

En cuanto a la tercera mujer, la Fiscalía pudo demostrar con las interceptaciones que a través de vocabulario cifrado compraba grandes cantidades de la sustancia, por lo que en febrero de 2019 había sido capturada con cerca de dos kilos de marihuana. A esta mujer le fue hallado material bélico que, luego de ser analizado por peritos, se determinó que era apto para su uso.  

Finalmente, el ente acusador comprobó que el hombre  trabajaba directamente bajo el mando del cabecilla y era un reconocido expendedor de estupefacientes de Villamaría. 

BC Noticias

Noticias de Manizales y Caldas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.