Tierra Viva arrancó con la siembra de 20 hectáreas de bosque

Felipe Calderón, presidente de la constructora CFC encargada de construir el proyecto de Tierra Viva, destacó que tienen toda la reglamentación jurídica para comenzar el proyecto, al tener las licencias construcción y urbanismo, y los diferentes permisos dados por el Ministerio de Ambiente, Corpocaldas y Planeación municipal.

Este proyecto que ha generado molestias, y que ha tenido el rechazo de una parte de la sociedad manizaleña por construir en cercanías a la reserva de Río Blanco, desde los constructores se afirma que hay compromiso ambiental por esta zona de Manizales, y es por ello que se iniciará con la siembra de 10 mil árboles.

“Nosotros estamos empezando el proyecto. Vamos a adelantarnos con la siembra de árboles que cumplen la función amortiguadora, lo que teníamos previsto en sembrarlas en ocho años, lo haremos en dos. El compromiso de CFC de respetar lo ambiental es firme. Vamos a conseguir una interventoría ambiental para que le rinda cuentas a la ciudadanía de lo que se plantea en el proyecto se cumplirá”, destacó Felipe Calderón, presidente de CFC Constructores.

CFC envió una carta a Planeación Municipal, Corpocaldas y a las curadurías, donde se les informa que Tierra Viva comenzó con la siembra de la función amortiguadora.

Albeiro Montoya, gerente técnico de CFC,  puntualizó que tienen todos los permisos legales del Ministerio de Ambiente, Corpocaldas, Planeación Municipal y Curaduría Urbana 2, que les permiten desarrollar este proyecto cumpliendo con el cuidado de la reserva forestal de Río Blanco.

Montoya puntualizó que de las 4.900 hectáreas que tiene Río Blanco, 1.900 de estas están siendo afectadas por la siembra de papa y potreros dedicados a la ganadería. El proyecto Tierra Viva sembrará 20 hectáreas de bosques que ayudará a controlar la función amortiguadora mitigando los impactos.

El gerente técnico de CFC asegura que se hicieron estudios sobre el tipo de especies de la reserva y las especies que llegarían a la ciudadela, y asegura es un conjunto cerrado que tendrá un cerco que evitará que las mascotas se salgan y generen algún daño en la reserva.

“El cerramiento se analizó desde varias ópticas porque no queremos que se pasen animales de la reserva. Se tendrá paso a las aves donde ellas tendrán un corredor biológico al tener un sitio de hábitat, y alimento. Le ayudaremos a la ciudad a tener una conectividad ecológica para que las aves puedan hacer un recorriendo desde Sancancio pasando por el Bosque Popular, Cerro de Oro, Reserva de Río Blanco y conectando con Yarumos porque es un bosque importante en la ciudad”, afirmó Albeiro Montoya, gerente técnico de CFC.

El gerente técnico destacó que desde la semana pasada se inició la estrategia ambiental, y a la fecha van 500 de los 10 mil árboles que se pretenden sembrar. La idea es que el conjunto en el que llegarán a vivir  las personas para el 2019 en dos años un árbol estará cumplimiento manejos de CO2 y de ruido.

En los próximos días en el Concejo de Manizales se conocerá si se reabre la discusión o no sobre el uso de la zona de la expansión de La Aurora, en la cual está Tierra Viva, un hecho que a juicio de Felipe Calderón dicha corporación no va a decidir sobre asuntos jurídicos retroactivos, porque no es viable, ya que se tienen todas las licencias, y a su vez un compromiso con 480 clientes aproximadamente a los que la constructora les tiene que responder después de tener su dinero en una fiducia.

“La expectativa en la plenaria es que el Concejo de Manizales es juicioso y van a hacer, plasmar y lo que el orden establecido lo tiene. Tierra Viva se tiene que reconocer como un proyecto que estaba en la zona de expansión y que hoy tiene todos los permisos. Si dicen que no, sería grave que los mismos concejales contradigan el orden jurídico que hay diciendo que no reconocen lo que ya ha transcurrido desde el año 2003 y todos los estudios”, destacó Felipe Calderón, presidente de CFC.

Felipe Calderón puntualizó que lo primero que se hizo con el proyecto fue invitar a los ambientalistas de la ciudad para mostrarles el proyecto. Se han tenido tres reuniones con respuestas positivas. Adicional a ello el proyecto está en manos de la Defensoría del Pueblo para que cualquier ciudadano tenga duda del mismo lo pueda consultar, y a su vez donde se evidencia el cumplimiento de los términos de referencia del proyecto. Este mismo libro está en el Concejo de Manizales para el estudio del mismo.

Por otro lado reiteró sus afirmaciones en contra del concejal Carlos Mario Marín, quien sería denunciado ante la Fiscalía General de la Nación, para que este ente investigue un delito de injuria y calumnia.

“Está en la fiscalía para que investiguen porque el concejal difundió un video donde dice que los constructores en general pasan plata por debajo de la mesa a los políticos. Maravilloso que el señor diga quiénes son y que la justicia los castigue, pero además incurrió al decir que los medios que están comprados. Le falta experiencia y hablando más de lo que debe hablar”, puntualizó Calderón.

CFC destacó que la autoridad ambiental en la ciudad y en el departamento es Corpocaldas, y en caso de dirimir conflictos es el Ministerio de Ambiente, entidades que avalaron el proyecto. CFC asegura que en TierraViva se incluyeron los siguientes elementos que cumplen una función amortiguadora:

  • Casa de la Cultura Ambiental
  • Sendero Paisajístico (Parque Lineal)
  • Bosque de Avistamiento de Aves
  • Mirador de Aves
  • Diseño especial de iluminación
  • Restricción de altura para las edificaciones
  • Reglamentación para control del ruido
  • Cerramiento de control de tránsito hacia la reserva

BC Noticias

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.