Realizaron allanamientos en Villamaría

Unidades de la Seccional de investigación criminal de la Policía Metropolitana de Manizales en coordinación con las patrullas del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por cuadrantes de Villamaría lideraron actividades preventivas y operativas que permitieron la desarticulación de una estructura delincuencial dedicada al tráfico de estupefacientes.

Las actividades de patrullaje realizadas por los cuadrantes, las investigaciones adelantadas por funcionarios de policía judicial, y las oportunas informaciones aportadas por la ciudadanía llevaron a la identificación de los sitios de expendio y almacenaje de sustancias estupefacientes al igual que dos hombres y una mujer pertenecientes a una banda delincuencial autodenominada los “Pastusos” quienes serían al parecer los responsables del expendio de estupefacientes en diferentes sectores del municipio de Villamaría especialmente en el barrio Santa Ana.

Las labores investigativas y seguimientos adelantados develaron no solo la identidad de los integrantes de esta banda delincuencial, sino también el rol que desempeñaban en el ejercicio del almacenaje, distribución y comercialización de los estupefacientes, un hombre de 27 años, conocido como “Duberney o Muleta”, quien era el cabecilla de esta línea de distribución y a su vez los expendedores le rendirían cuentas.

Una mujer de 22 años, sería la compañera sentimental del cabecilla, conocida como  “La Negra”,  quien era la encargada de recolectar de los expendedores el dinero producto de la venta del estupefaciente. Finalmente un hombre de 28 años, conocido como  “Kike o el Negro”, hermano del cabecilla era el encargado de almacenar y distribuir el estupefaciente a los expendedores.

El grupo delincuencial denominado Los Pastusos, ejercía la comercialización de estupefacientes en el barrio Santa Ana, y mediante amenazas e intimidaciones con armas de fuego establecían fronteras con el fin de monopolizar el sector con su actividad ilegal.

El efectivo material probatorio recolectado llevó a la autorización por la Fiscalía 15 Local URI de tres órdenes de allanamiento y registro a dos inmuebles ubicados en Villamaría y uno en Manizales donde se lograron los siguientes resultados

ACTIVIDAD CANTIDAD
Captura 03 personas, dos hombres y una mujer
Incautación Arma de fuego 01 revolver, calibre 38, marca Smith Wesson
Incautaciones estupefacientes 150 gramos clorhidrato de cocaína
Incautación Munición 15 cartuchos de diferentes calibres (38mm, 9mm, 5.57mm
Incautación Dinero en efectivo $320.000 pesos
Gramera digital 02

Revisadas las hojas de vida de los capturados se pudo establecer que el cabecilla presenta una condena por el delito de tráfico fabricación o porte de estupefacientes, su compañera sentimental y encargada de las finanzas de la banda se encontraba con el beneficio de casa por cárcel mientras que su hermano presenta una condena por hurto agravado.

Los allanamientos se realizaron en Villamaría en dos inmuebles ubicados en la Carrera 4 con calle 6A y en la Calle 7 con carrera 2N sectores del Barrio Santa Ana, en Manizales a un inmueble ubicado en la Carrera 40 con calle 47 sector del Barrio Alférez Real.

Los capturados deberán responder por los delitos de Tráfico, Fabricación, o porte de estupefacientes y porte ilegal de armas de fuego.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *