Policía de Manizales busca recuperar zonas donde funcionaban “Ollas”

Cuadrantes frustran la movilización y el ingreso  de armas de fuego en el barrio Nevado y Bajo Andes de Manizales. Resultados contundentes  contra el tráfico de estupefacientes y la  delincuencia común.

La Policía de Manizales trabaja para recuperar las zonas donde funcionaban las mal llamadas ollas en barrios como Bajo Andes y Nevado.

La operación “Rastreo” realizada en el 2018 dejó como resultado la desarticulación de una red de estupefacientes generadora de zozobra y deterioro del tejido social. Gracias a ellos, en 12 días durante el mes de enero, el Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes ha sacado de circulación cuatro armas de fuego, tres originales y una artesanal, todas con munición; además,  los uniformados dejaron a disposición tres personas, entre ellas un adolescente de 17 años.

“No queremos conflictos” “No queremos que se armen los jóvenes o personas que desean tener control en la venta de estupefacientes” “Queremos a nuestros hijos en ambientes sanos y libres de drogas”, son las manifestaciones en las que concuerdan decenas de personas de ambos barrios que han visto la crudeza de la muerte a causa de la  intolerancia o del vicio. Estos ciudadanos pasaron del silencio, a ser los ojos de los cuadrantes en los callejones y calles de los populares sectores; todos vinculados a grupos de whatsapp de la red de participación cívica.

Respondiendo a esa información y confianza, los cuadrantes dejan a recaudo de las autoridades judiciales a un hombre conocido como “Caramelo”, por el delito de porte ilegal de arma de fuego; la persistencia en su búsqueda permite tener tranquilidad, alejando el conflicto e intimidaciones cuando usaba el arma que le fue incautada en el momento de la captura.  Otro de los casos es el del “Soldado” también capturado en flagrancia y a quien le dieron medida de aseguramiento, su captura se da en persecución  a pie y es  derribado por los uniformados en los callejones del bajo Andes a quien se le incauta una pistola y se encuentra en la zona boscosa un revolver del que se descargó; según las informaciones que son materia de investigación, estaría ofreciendo armas a jóvenes de ambos barrios. La más reciente captura es la de un adolescente al que se le halló un arma de fuego, al parecer la usada para intimidar y así llevar varias dosis de  estupefacientes que también se le incautó.

“Tenemos un deber de salvaguardar la integridad de los ciudadanos y hoy podemos decir que el esfuerzo es común;  nos complace saber que estos barrios que en su momento eran señalados como zonas de miedo, están cambiando por ambientes sociales y de convivencia que muy seguro continuará con el apoyo ciudadano. Queremos ser cada día más afectivos y anticiparnos al delito, por eso trabajamos más cerca del ciudadano.”, destacó el Coronel Jorge Alberto Jaramillo Marín, Comandante Policía Metropolitana de Manizales. 


bcnoticias23

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.