Opinión: Coalición Colombia

Columna de opinión. Christian Pérez

Recientemente se definió una de las primeras coaliciones políticas de cara a las elecciones presidenciales en el país, que tendrán lugar en el próximo mes de mayo, consistente en el acuerdo al que llegaron los aspirantes presidenciales Sergio Fajardo, Claudia López y Jorge Enrique Robledo. Los tres, personajes disímiles en su estilo, pero alineados en el sentido en que tienen socialmente la reputación de ser personas honorables, alejados de los viejos y tradicionales vicios de la politiquería; encarnan una interesante alternativa electoral y política para la contienda presidencial que se avecina.

Sergio Fajardo, hombre moderado en sus posiciones, con un discurso claramente pro educación y anticorrupción, es tal vez el más apto de la triada para gobernar; esto si se tiene presente que se trata de un líder político que ha tenido experiencia en el Gobierno como alcalde de Medellín y Gobernador de Antioquía, dejando a su paso interesantes lecciones de buen gobierno, al margen de los errores que cualquier gobernante puede cometer.

Claudia López, aguerrida Senadora de la República, con un estilo directo y confrontacional, que no tiene “pelos en la lengua para cantarle la tabla a ninguno”, indistintamente su jerarquía o posición social. Su estilo reaccionario, combativo e irreverente ha calado profundamente en la opinión pública, al punto de figurar siempre en las encuestas entre el top 5 de los candidatos presidenciales más opcionados a ocupar el Solio de Bolívar.

Por su parte Jorge Robledo, brillante Senador, temible e inteligente opositor, tremendo paladín en la batalla dialéctica en el transcurrir de los debates por él protagonizados en el Congreso, es un hombre que  a pesar del importante reconocimiento nacional que tiene, y de sus notables facultades intelectuales, al igual que Claudia, carecen de algo que Fajardo si tiene, como es el caso de haber tenido buen suceso como gobernante, logrando particularmente en Medellín, transformaciones sociales profundas en relativamente poco tiempo; es decir, la diferencia está en que mientras Claudia y Robledo pueden mostrar lo que han denunciado en el Congreso, Fajardo puede mostrar lo que ha hecho como gobernante.

Estos tres líderes alternativos y diferentes de los tradicionales en la política nacional, aspiran a convertirse en los “outsiders” de la democracia criolla, entendiendo este anglicismo, como aquel líder político que emerge apartado del establecimiento, significando en el panorama político una opción política renovada que puede sintonizar el descontento y rechazo popular por la politiquería, y la excesiva polarización política; algo parecido a lo que ocurrió en Francia con la reciente elección del joven Presidente Emanuel Macrón.

Las alternativas propuestas para elegir quien encabece las opciones presidenciales de la Coalición Colombia, como se hace llamar a la alianza de Fajardo, López y Robledo, van desde la realización de una encuesta, hasta la celebración de una consulta interpartidista el próximo mes de marzo, cuando tengan lugar las elecciones al Congreso de la República. Si se trata de un discurso popular, aguerrido y llamativo para sintonizar el descontento social para posteriormente traducirlo en votos, sin duda Robledo y Claudia pueden representar mejor esta alternativa; más si se trata no solo de tener un buen candidato, sino también en lo posible un buen gobernante, que goce no solo de los pergaminos académicos, sino también del talante y serenidad para gobernar un país tan complejo y polarizado como Colombia, en el marco del proceso “despolarización” del que urge la nación, sin lugar a dudas Fajardo es el indicado.

Tal vez por las diferencias de estilos entre los tres personajes en mención, es que conocen a Robledo y a Claudia como senadores combativos y de posiciones firmes, y a Fajardo, a mi juicio incomprendido, como un hombre tibio, indefinido y de posiciones difusas.

Finalmente, sin ser en lo personal ni seguidor o militante de ninguna de las colectividades políticas reunidas en la Coalición Colombia, si saludo con agrado este tipo de alternativas políticas, que de alguna o de otra forma refrescan el panorama político nacional, y que ofrecen dentro del “menú” de opciones presidenciales, candidaturas distantes de las prácticas políticas tradicionales. Esperemos para ver de qué manera se completa el menú presidencial, cuando se concreten las demás coaliciones electorales.

bcnoticias23

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *