Once Caldas rechaza acto racista en contra de uno de sus jugadores

Mediante un comunicado de prensa el Once Caldas rechazó los actos racistas protagonizados por Lucero Álvarez, arquero del club Rionegro Águilas, en contra de integrantes del equipo albo durante y después del partido por la fecha 9 de la Liga Águila, realizado en el estadio Alberto Grisales, el día anterior.

“La institución lamenta y reprocha las humillaciones reiteradas proferidas por señor Álvarez a nuestro jugador juvenil Johan Carbonero por su color de piel, hecho que contradice los postulados de la FIFA en contra del racismo y lo que tipifica una violación flagrante al código único disciplinario de la Federación Colombiana de Fútbol. El equipo también deplora los insultos del señor Álvarez en contra de nuestro director
técnico Huberth Bodhert, quien al final del partido le reclamó por sus actos de racismo, situación que produjo la expulsión del jugador, pese a que el encuentro ya había concluido”, señaló el Once Caldas.

El Once Caldas le pidió a la Comisión Disciplinaria de la Federación Colombiana de Fútbol que aplique el código con todo rigor y adoptar sanciones ejemplarizantes para erradicar las conductas racistas del fútbol profesional colombiano.

Adicionalmente la institución pide analizar el comportamiento de Fernando Salazar, miembro del Club Rionegro, quien interrumpió la rueda de prensa del profesor Bodhert después del partido, alzando la voz y alterando el normal desarrollo de la conferencia.

El Once Caldas aguarda un informe objetivo de los hechos, de parte del árbitro Nolberto Ararat quien fue testigo de los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *