Método identifica aguaceros que causarían deslizamientos

Un estudio de la Universidad Nacional determinó que de los 17 polígonos analizados, se evidenció que en el que más deslizamientos se presentan es en la Estación Emas, ubicada en un área pendiente y donde la duración de las lluvias antecedentes críticas fue de 4 días, mientras que en la Estación El Carmen, donde la lluvia permaneció durante 10 días, se presentaron menos movimientos de masa de tierra, debido a su ubicación. 

El investigador Juan Sebastián Valderrama, magíster en Ingeniería Geotécnica de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), explica que como el desarrollo de Manizales se dio en una “meseta” muy estrecha y después creció hacia los costados, estos tienen unas pendientes relativamente altas en las que es muy complicado construir. Aun así, los pobladores cimentaron explanaciones con material de menor resistencia y sin normas técnicas, lo que ha propiciado un mayor número de deslizamientos en estas zonas. 

El investigador comenta que muchas de esas lluvias que antecedieron al deslizamiento fueron provocando poco a poco que la masa de tierra se desprendiera, al punto de que con un aguacero fuerte esta llegara a derrumbarse por completo. 

La metodología que se desarrolló sirve para separar –con una frontera inferior (umbral)– los aguaceros que pueden causar deslizamientos, de aquellos que no. 

Esos umbrales sirven para generar alertas tempranas específicas en los polígonos de la ciudad, es decir que si en un momento la lluvia de los últimos 107 días suma 400 mm, se debe emitir una alerta a la comunidad. 

Así mismo, si en días anteriores ha llovido mucho, un aguacero que en época seca resulta “inofensivo” puede detonar deslizamientos y causar emergencias. 

“Las líneas de colores del modelo bajan verticalmente en la medida en que la lluvia acumulada aumenta; así, para la línea roja –que representa 1.000 mm de agua acumulada en 107 días– los aguaceros para los que se debe emitir una alerta son menos intensos”, comenta. 

Estos datos se lograron a partir de la información de los deslizamientos y las lluvias que se originaron entre 2001 y 2017, una tarea que se volvió un reto para encontrar la información y asociar qué deslizamientos tenían un aguacero como detonante, definidos desde el momento en que empezó hasta que terminó de llover, y se caracterizaron según su intensidad. 

Estaciones de monitoreo

Por la gran cantidad de deslizamientos que hay en Manizales, desde hace 20 años la UNAL y Corpocaldas han instalado estaciones para medir la lluvia que cae cada 5 minutos, a diferencia de otras estaciones en el país. 

El estudio se desarrolló en el marco de un contrato con Corpocaldas y la idea era buscar una utilidad más allá de lo académico a los datos que se han levantado. “Quisimos encontrar cómo llueve en la ciudad y si las diferencias en las 17 zonas que definimos pueden llegar a generar o no deslizamientos”, señaló el investigador. 

“Para cada aguacero y para cada deslizamiento se tenía una intensidad, una duración y una lluvia acumulada. Solo se debía contar con esta información para aplicar la metodología”, comenta el investigador, y aclara que este método se puede utilizar en cualquier ciudad, siempre y cuando se cuente con toda la información. 

Un caso histórico

Se estudió el deslizamiento del 17 de abril de 2017, ocurrido en el barrio Persia (cerca de la intersección de la carrera 30 y la calle 48, polígono 14-Estación Palogrande Ruta 30), que dejó al menos 8 muertos.  

“Según nuestro trabajo, el deslizamiento fue detonado por un aguacero extraordinario, en un periodo de retorno de 500 años, es decir que tiene una probabilidad de ocurrencia anual de 0,2 %, con una duración de 275 minutos, en los que se precipitaron 141,6 mm”, señala. 

En los 107 días anteriores al evento, que es la duración antecedente con la que se logra un mejor desempeño de los umbrales, se habían acumulado 914 mm de lluvia, pero el último aguacero generó el deslizamiento, un evento causado por 1.055,6 mm.  

“El caso excedió por mucho los umbrales que encontramos para ese polígono, lo que quiere decir que acertamos en la clasificación del evento; sin embargo la utilidad de los umbrales que generamos no se ve en esos eventos extraordinarios, ya que la ocurrencia de deslizamientos está casi asegurada.

bcnoticias23

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.