Manizales con el índice de pobreza más bajo de Colombia

La Cámara de Comercio de Manizales por Caldas señaló que la semana pasada el DANE publicó las cifras de pobreza monetaria para el país, la cual pasó de un porcentaje de 26,9% en 2017 a 27% en 2018, mostrando un ligero repunte coherente con el aumento del desempleo a nivel nacional. Esta cifra representa las personas que viven con un ingreso por debajo de la línea de pobreza, que para el 2018 se ubicó en $257.433, que para las cabeceras es de $283.239 y los centros poblados y rural disperso de $169.185. Así, el índice de pobreza monetaria es de 24,4% en las cabeceras y de 36,1% en la ruralidad. 

Utilizando los datos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares-GEIH del DANE, es posible estimar la pobreza monetaria para las ciudades del país, que para el 2018 se muestra que las ciudades con la pobreza monetaria más baja son Manizales AM (11,9%), Bogotá (12,4%), Medellín AM (13,9%), Bucaramanga AM (14,5%) y Pereira AM (14,6%); mientras la situación es más preocupante en Santa Marta (33,7%), Valledupar (34,4%), Cúcuta AM (36,2%), Riohacha (47,5%) y Quibdó (48,3%), ciudades con la mayor pobreza monetaria en el país. Entre 2017 y 2018, 12 de las 23 ciudades y áreas metropolitanas principales mostraron un aumento en la pobreza, destacando Pasto, Bucaramanga y Cúcuta con incrementos superior a 2 puntos porcentuales. Por su parte, ciudades como Manizales, Villavicencio, Popayán y Cartagena registraron descensos de -1,9pp, -1,4pp, -1,3pp y -1,1pp respectivamente. 

“Teniendo en cuenta que al menos el 90% de la población colombiana dependen sus ingresos del trabajo asalariado, es natural que más de la mitad de las ciudades hayan mostrado incrementos en la pobreza monetaria, debido al aumento gradual que ha tenido el desempleo urbano en el país. Para el primer trimestre del 2019, 18 de las 23 ciudades tienen tasas de desempleo mayores que el periodo de referencia anterior. Pero, resulta curioso que algunas ciudades, como Manizales, donde la tasa de desempleo se mantuvo inalterada entre 2017 y 2018 y, en el mismo periodo, se redujo la pobreza monetaria”, afirmó Alejandro Barrera, analista económico de la Cámara de Comercio

¿Qué podría explicar este fenómeno?

Una hipótesis podría ir en la dirección que, entre 2017 y 2018, para complementar el análisis se dieron dos fenómenos en Manizales: reducción de la informalidad laboral y de la tasa de subempleo objetivo (ocupados que están haciendo algo para cambiar de empleo) por motivo de ingresos. Esto llevaría a pensar en la teoría del trabajador interno y externo, donde el aumento de la formalidad es señal de mejores condiciones laborales de la fuerza laboral actual, incluyendo el salario, lo que explicaría la caída en el subempleo objetivo por ingresos y la pobreza monetaria; y el empresario al preferir el trabajador interno, se desincentiva a aumentar su capacidad laboral (trabajador externo), lo que explicaría el estancamiento en la generación de empleo.  

bcnoticias23

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia