Manizales cerró el 2017 con un total de 24 mil 067 desempleados

Uno de los mercados donde mayor incidencia tuvo el ajuste macroeconómico de 2017 fue en el mercado laboral. La tasa de desempleo de Manizales Área Metropolitana (AM) en 2017 fue de 11,2%, siendo 0,5 puntos porcentuales por encima de la tasa de desempleo registrada en las 23 ciudades y áreas metropolitanas (10,7%). El desempleo en Manizales experimentó un aumento de 0,9 puntos con referencia al 2016, donde la tasa fue del 10,3%. La tasa de ocupación fue de 53,9% y la tasa global de participación de 60,7%, registrando incrementos de 0,2 y 0,8 puntos porcentuales (pp) respectivamente.

Manizales cerró el 2017 con un total de 24 mil 067 desocupados, 2.316 más que en 2016 y 190 mil 659 ocupados, 2.075 adicionales. La tasa de subempleo objetivo fue de 6,2%, 0,9 pp por encima de la misma tasa en el 2016, aumentando en especial el empleo inadecuado por ingresos (pasando de una tasa de 4,5% a 5,3%), reflejando unas condiciones más complicadas para los habitantes de la capital del departamento en materia laboral.

Al profundizar en la estructura del mercado laboral local, se muestra que el número de desocupados presentó una variación del 10,6% (2.316 desocupados más), frente a un incremento del 2,1% de la población económicamente activa (4.391 activos más), lo que se tradujo en cifras en un aumento de la tasa de desempleo en 0,9 pp, por un aumento importante en la participación. De esta nueva población activa, el mercado de Manizales AM logró absorber 2 mil 316 ocupados, lo que significó un incremento del 1,1% en el número de ocupados con respecto al 2016 e impulsó la tasa de ocupación en 0,2 pp adiciones. En resumen, se evidenció más participación, lo que presionó el mercado laboral en 2017, pero paralelamente las condiciones laborales se deterioraron, incrementando el número de desocupados.

Si se evalúa la tendencia, tomando los trimestres fijos de la serie, se muestra que el ajuste en el mercado se da principalmente en el primer trimestre del 2017, donde se alcanzaron 26.824 desocupados en la ciudad y una tasa de desempleo del 12,7%, paralelamente acompañado de una caída en la tasa de ocupación y un compartimento levemente alcista en participación. En los siguientes trimestres el mercado emprendió un proceso estabilizador, logrando reducir la tasa en promedio sobre el 10,5% para la segunda mitad del año y aumentando la ocupación en promedio sobre el 54,5%.

Según la población ocupada por actividad económica se registraron los mayores incrementos en la ocupación en los sectores de: (i) industria manufacturera, con un aumento de 1.820 empleos, cerrando el 2017 con 28.552 ocupados; (ii) actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, con 1.087 empleos más y 26.066 ocupados para el 2017; (iii) comercio, hoteles y restaurantes con un aumento de 944 empleos, finalizando el 2017 con 54.211 ocupados; y (iiii) construcción que tuvo un aumento de 575 empleos y finalizó el año con 13.563 ocupados. Por su parte, las mayores reducciones se presentaron en: (i) servicios sociales, comunales y personales con 1.764 empleos menos, cerrando el 2017 con 46.036 ocupados; y (ii) transporte, almacenamiento y comunicaciones con 592 empleos menos, cerrando el 2017 con 14.166 ocupados.

Según posición ocupacional, se observa un aumento en el grupo de obrero, empleado particular con 2.911 empleos, terminando el 2017 con 107.703 ocupados y el grupo de obrero, empleado de gobierno con 641 empleos, cerrando el año con 10.487 ocupados. Por otro lado, se registró una reducción en el grupo de empleados domésticos, que fueron en total 5.911 para el 2017, con 1.273 ocupados menos que en 2016 y el grupo de trabajadores cuenta propia, con una población ocupada igual a 56.635 ocupados, mostrando una reducción de 426 ocupados. Finalmente, los trabajadores patrones o empleadores aumentaron en 923, cerrando el 2017 en 6.924 ocupados totales. A la luz de estas cifras, se esperaría buenos resultados en temas de formalidad laboral, debido al aumento de ocupados en posiciones relacionadas con este tema. Además, es positivo para la ciudad el incremento en la posición de los empleadores, que se aproxima a temas de emprendimientos, tema que ha sido clave en la agenda económica de Manizales en los últimos años.

La Cámara de Comercio de Manizales evaluó los microdatos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), donde pudo hacer comparaciones hasta el periodo enero-septiembre 2016/2017, en cuanto a la población ocupada según género, edad y nivel educativo. Hasta el tercer trimestre del 2017, se evidencia que los ocupados han crecido en los segmentos de población hombres (2.385 ocupados más con una variación del 2,3%), jóvenes (2.774 ocupados más con una variación del 6,3%) y personas con nivel de educación principalmente media (1.255 ocupados más con una variación del 2,1%). Igualmente, se puede visualizar que la tasa de informalidad laboral durante el 2017 ha experimentado una tendencia levemente alcista, sobre todo para el tercer trimestre del año, donde la ciudad alcanzó un total de 83.162 ocupados informales, teniendo una tasa de informalidad promedio anual de 42% para el 2017. Ahora bien, con los datos de mercado laboral en el cuarto trimestre, se esperaría cerrar el año con cifras cercanas al 41% de informalidad, sobre los 78 mil ocupados informales.

Si desagregamos los desocupados en aquellos que llevan buscando empleo menos de un año y los que llevan buscado empleo más de un año, o desocupados de larga duración, se ratifica las condiciones menos favorables del 2017 en materia laboral para los manizaleños, ya que se pasó de 16 semanas en promedio buscando empleo en 2016, a 18 semanas en promedio buscando en empleo en 2017 (hasta el tercer trimestre), y la proporción de desocupados de larga duración sufrió un revés en el tercer trimestre, llegando a 15,4% de los desocupados del área metropolitana de Manizales que están buscando empleo hace más de un año. Se estima que los indicadores del mercado laboral de Manizales mejoren para el 2018, dándose una estabilización de la tasa de desempleo en cifras entre el 10% y el 10,5%, con mayores indicadores de formalidad y reducción en el subempleo. 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *