Identificadas más de 328 especies de fauna y flora en la expedición científica que se realizó en el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete

Más de 328 especies de fauna y flora fueron identificadas durante la reciente expedición científica realizada en el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, cuyos resultados se adicionan a los ya registrados en expediciones anteriores y que contribuyen al conocimiento de esta superficie continental protegida de 4.268.095 hectáreas.

En la expedición, adelantada durante los procesos de gestión del proyecto ‘Corazón de la Amazonía’, se llevaron a cabo inventarios de flora, aves y mariposas diurnas en ecosistemas terrestres asociados a los tepuyes (bosque de tierra firme, bosque inundable y herbazal); se instalaron 8 cámaras trampa en la cuenca de la quebrada Puerto Abeja y se establecieron 18 estaciones muestreo para peces en los ríos Mesay y Cuñare y en algunas quebradas afluentes de los mismos.

Para flora se inventariaron 683 individuos que corresponden a 152 especies, para aves 97 individuos de 35 especies y así como 97 individuos de mariposas diurnas asociadas a 50 especies.

Las cámaras instaladas en varias zonas de bosque inundable registraron 71 individuos de mamíferos, entre los que se destaca el zaino y el oso hormiguero y 12 especies de aves en las que se encontraron 2 especies de paujil, 1 tente y 1 una panguana. 

Este inventario permitió evidenciar la presencia de una gran proporción de mamíferos en el sector de Puerto Abeja, que reflejan el buen estado de conservación del área; por ejemplo, la presencia de jaguar (Panthera onca), considerada especie sombrilla, entre otras especies como roedores de mediano tamaño, venados y puercos.

Para peces se registraron 91 especies, destacándose la Anchoviella juruasunga como nuevo registro para el país, también se encontraron nuevas localidades para  Hyphessobrycon sp.n. “Chiribiquete”, nueva especie para la ciencia, la Anchoviella juruasanga, especie nueva para el país y dos especies vulnerables: Pseudoplatystoma punctifer (Pintadillo-Rayado) y Zungaro (Amarillo).

Cabe destacar, que debido a la variedad de ecosistemas acuáticos aguas blancas, claras o negras, ácidas, y bajas en nutrientes, en los que se adelantaron los muestreos, se evidencia la abundancia de algunas especies que se pueden considerar propias de las quebradas que nacen en los tepuyes, y de los ríos Mesay, Amú, y Cuñaré.

Esta expedición científica fue liderada por la Fundación Puerto Rastrojo, con el apoyo de Amazon Conservation Team-ACT Colombia, la Pontificia Universidad Javeriana, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas-SINCHI, conocedores locales de los resguardos indígenas mesay, aduche, monocha y nonuya de Villa Azul y vecinos de la zona Sur del área protegida en el municipio de Solano, Caquetá.

BC Noticias

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.