En Villamaría desarticularon organización que distribuía droga en dicho municipio

En la operación “La Pradera” se desarticula una red delincuencial que dosificaban grandes cantidades de estupefacientes elaborados en laboratorio casero, para distribuir a “Jíbaros” y “ollas de vicio “en el municipio de Villamaría.

En las últimas horas  la Policía Metropolitana de Manizales captura mediante orden judicial a 7 personas incluyendo el cabecilla de la estructura delincuencial, quienes deberán responder por el delito de concierto para delinquir agravado en concurso de tráfico o fabricación de estupefacientes y una persona por el delito de porte de municiones de uso privativo de las fuerzas militares.

Con el desarrollo de la operación denominada “La Pradera” se logra darle un golpe contundente a la capacidad logística y financiera de la estructura delincuencial con injerencia en el municipio de Villamaría en la dosificación y mayorista en la distribución de marihuana y cocaína.  

80 hombres y mujeres realizaron seis diligencias de allanamiento y registro. Cinco en Villamaría en el  barrio la Pradera, sector las Granjas y la sexta en Manizales en el barrio el Paraíso. El operativo se coordinó con la Fiscalía 22 seccional URA, en el procedimiento  se incautó aproximadamente 5 kilos de marihuana, 800 gramos de clorhidrato de cocaína, 10 celulares, 40 cartuchos para fusil y elementos como: picadoras, licuadoras, gramera, baldes, canecas, material de empaque, que utilizaban en el laboratorio casero para elaborar dosis  estupefacientes.   

La operación es importante para los habitantes del municipio de  Villamaría, atacar el tráfico de estupefacientes y en esta caso los distribuidores, permite que los delitos conexos como el hurto, las lesiones personales disminuya y le tranquilidad a la población.

El desarrollo de la operación “La Pradera” se desprende de otra desarrollada en febrero del 2018, capturando y desarticulando un grupo delincuencial que delinquía en Villamaría y Manizales quienes traficaban droga sintética.

Seis meses fueron necesarios para evidenciar con pruebas técnicas  la participación de una familia en el funcionamiento de un laboratorio casero en la producción de dosis.

Entre los capturados se encuentra el cabecilla conocido como “Yonier”  encargado de hacer las gestiones para surtirse  desde el departamento del Cauca (Corinto, Santander de Quilichao y Guasanó).

En otros casos y cuando se veían sin el alcaloide se proveía de marihuana  de una mujer con capacidad de proveedora conocida como “La pimpón” residente en el barrio el Paraíso de la capital caldense que también es capturada.

El cabecilla vinculo “Nancy” su cónyuge, su hija “Andrea” y la pareja sentimental de la hija  “Yorsh o el Zarco” para almacenar y realizar las entregas muchas de ellas en la cruz roja, plan de varta, la gallera, las granjas, todos solicitados a domicilio, convirtiendo como imperceptibles.

Con antecedentes

El cabecilla es procedente de Pensilvania (Caldas) tiene antecedentes desde el año 2000, por tráfico de estupefacientes, por este mismo delito se capturó en el 2016,  tiene dos condenas por hurto calificado y agravado y por porte ilegal de armas de fuego.

Otro de los capturados es un hombre conocido como “Fercho” tiene antecedentes por tráfico de estupefacientes, hurto calificado y agravado, cumplía el rol de líder de expendio y se proveía de “Yonier”

El dato

Los investigadores logran identificar que:

-Reducían la cocaína para mayor cantidad de venta (800 gramos lo convertían en 2 kilos para producir cerca de 2000  dosis  de cocaína).

-Toda la modalidad delictiva la realizaban vía telefónica y las entregas las hacían a domicilio.

-Se descifra el lenguaje empleado entre los integrantes vs. Compradores

-Cambiaban de residencia y de líneas telefónicas con frecuencia

bcnoticias23

Somos un portal de noticias de Manizales, Caldas, y Colombia