En Colombia 48 personas han perdido la vida por fallas mecánicas

Con la movilización masiva que se ha generado en las principales carreteras del país, la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional hace un llamado solidario a los conductores, para que entiendan que la acción de frenado en carretera demanda una serie de conocimientos que difieren un poco de la manera en que se conduce en vías urbanas.

La importancia de este llamado radica en la fenomenología de algunos accidentes ocasionados por la inadecuada acción de los frenos. En el año 2018 se han presentado 129 accidentes por fallas mecánicas, siniestros que infortunadamente le ocasionaron la muerte a 48 colombianos y lesiones graves a 252 más.

Cuando se accionan los frenos se produce una fricción de las zapatas o pastillas con el tambor o los discos que produce niveles de calor soportables por el sistema, no obstante, cuando hay un excesivo uso del pedal durante el proceso de retención y control de un vehículo en movimiento, se produce un desvanecimiento de los frenos hasta un punto tal que ya no se pueda detener el vehículo ni reducir su velocidad, así las cosas, los cálculos hechos por el Grupo de Investigación Criminalística de la Dirección de Tránsito y Transporte determinaron que un sistema de frenos que alcance 140° centígrados puede hacer estallar las llantas del automotor, mientras uno que alcance los 250 ° centígrados pierde completamente la efectividad del frenado.

¿Cómo Frenar?

En carretera el freno no debe pisarse de manera recurrente, por eso cuando se requiere bajar la velocidad, es necesario ir cambiando de velocidad a una más baja de manera progresiva, es importante advertir que el auto se revolucionará, lo importante es vigilar que no se pase el límite máximo de revoluciones por minuto del automóvil.

Al momento de reducir velocidad frenando con el motor, no se debe abstener de usar los frenos, hay que hacerlo si resulta necesario, lo importante es no “pegarse” de los frenos, con ello se reduce la posibilidad de un sobrecalentamiento del sistema con las consecuencias trágicas que esto implica.

De igual forma, es fundamental revisar previamente el estado técnico mecánico del automotor así como el nivel de los líquidos básicos (frenos, refrigerante, limpia brisas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *