Debate en el Concejo de Manizales se salió de control

Por Estefanía Krastz

En una situación poco común se vivió este lunes 9 de de julio en las instalaciones del Concejo de Manizales. El Corporado Carlos Mario Marín interrumpió la sesión a raíz de una gran discusión en la que alegaba no ser escuchado en el debate.

Luego de ser realizada la sesión con Secretaría de Planeación, se continuó con el orden del día, varios concejales solicitaron la palabra al Presidente del Concejo Orlando Quiceno, quien afirmó haber cerrado el tema antes de que los Concejales Rafael Torregrosa, Cesar Díaz y Carlos Mario Marín pidieron la palabra por cuestiones de tiempo. “Yo como presidente de la corporación no puedo dejar chispotear una sesión de estas, hay que darle cumplimiento al reglamento y eso fue lo que no le gustó al Concejal Carlos Mario Marín, por lo tanto le leí el articulo 104 que dice que él no puede sabotear las sesiones y comportarse como debe ser” afirmó.

El presidente resaltó que hay igualdad en cuanto a participación en los debates de los 19 concejales y destacó frente a la situación con el Concejal Verde: “cuando se le dé continuidad a este debate va a tener la palabra para que intervenga en el tema del Plan de Ordenamiento Territorial en el control político”.

Mientras se desarrollaba el altercado Marín inició una transmisión en sus redes sociales en la que mostró la situación y afirmando en repetidas ocasiones “no me quieren dejar hablar”, adicionalmente comentó a BC Noticias que desde hace más de ocho días está buscando ser escuchado dentro del Recinto “me parece irresponsable que en este Concejo Municipal, donde hemos hecho de manera respetuosa, nuestras denuncias formales , referente a lo que está haciendo hoy la administración municipal estén acallando la oposición de esta manera, estamos en una ciudad y en un país donde hay libertad de expresión y libertad de prensa”.

El vocero del partido verde también recibió una denuncia proveniente del Concejal Rafael Torregrosa el mismo día, quien habló del manejo de una “doble moral” en Marín “porque dentro de todas estas circunstancias pudimos corroborar que el padre del concejal Carlos Mario Marín tiene contratos desde el 2016 con la Lotería de Boyacá una empresa industrial y comercial del estado. Para nadie es un secreto que el concejal tiene una buena relación con el gobernador del departamento de Boyacá, ahora entendemos porqué él en el año 2016 publicó un video promocionando la Lotería de Boyacá a través de las redes sociales, ahora entendemos que era para obtener un contrato para su padre que suma más de 20 millones de pesos en lo corrido del año 2016 y 2017. Consigue pauta a su padre en otros departamentos para que contraten en emisoras ilegales, porque recordemos que hay una emisora: Filadelfia Estéreo que fue cerrada porque no tenía autorización del Ministerio de las Telecomunicaciones, entonces eso es lo que nosotros reprochamos, uno cuando va a hacer los cuestionamientos a una administración o a un funcionario en especial, tiene que tener los elementos de juicio suficientes y sobre todo autoridad moral para hacerlo, y él no lo tiene” Afirmó Rafael

Por su parte Carlos Mario se defendió explicando “Concejales que no son de la ciudad me acusan y acusan a mi familia de ser deshonestos, no tiene ningún pecado que mi papá trabaje con la Lotería de Boyacá, no tiene nada que ver con el Departamento de Caldas, y donde mi papá no tiene que hacerle control político al Alcalde de Manizales, lo que hace el Concejal Torregrosa es manipular a los medios de comunicación porque tiene un programa de radio en la Voz de los Andes donde se va a amedrentar a los entes descentralizados para hablar bien o mal de ellos, no solo en el programa sino también el concejo municipal, en busca de otras cosas, nosotros no llegamos al concejo a buscar otras cosas, sino a defender a los ciudadanos”

Por otro lado, el Concejal Marín no sólo denunció que le negaban la palabra en la Corporación, también destacó el artículo publicado el ocho de julio de la fundación de libertad de prensa (flip) y la Liga contra el Silencio, sobre el tratamiento de los medios de comunicación en la ciudad, desde la Alcaldía. “Esto es grave, lo que el Alcalde está pretendiendo es comprar a los periodistas, taparles la boca y por detrás no sacar la noticia como lo muestra la contraparte. No tiene ningún pecado ir a decirle a un periodista que le van a pagar por dar algún tipo de información, lo que si tiene pecado es que el periodista no coja las dos partes, pero la plata de los ciudadanos no es para estar comprando periodistas”.

Ver vídeo del debate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *